Noticia

HSV, el preparador oficial de Holden, se reinventa

HSV, el preparador oficial de Holden, se reinventa

Ignacio de Haro

30/05/2016 - 14:01

El preparador oficial de los productos del fabricante australiano de automóviles Holden, HSV, se reinventa ante la inminente desaparición de los vehículos de la marca construidos en Austalia. Cuando su modelo estrella, el Commodore, deje de venderse a comienzos de 2017, centrarán sus esfuerzos en desarrollar una versión deportiva de la próxima generación de esta berlina que, previsiblemente, compartirá plataforma con el futuro Opel Insignia.

No te pierdas: Cinco coches increíbles que no se venden en España

Corría el año 2013 cuando General Motors anunció que Holden dejaría de producir vehículos en Australia en 2017. Mucho ha llovido desde entonces, pero los planes del gigante estadounidense se han mantenido inalterados y ya solo quedan unos pocos meses para que dejen de comercializarse coches tan llamativos y míticos como el Holden Commodore. Ahora bien, con la cuenta atrás ya en marcha, nos preguntamos qué es lo que va a pasar con HSV, el preparador oficial de Holden.

Pero antes de contarte cómo pretende sobrevivir HSV, tenemos que aclarar que no es que Holden desaparezca como tal en 2017. Lo cierto es que, en lugar de tener coches propios desarrollados y fabricados localmente, a partir del próximo año esta marca se limitarán a recibir y adaptar vehículos de otras firmas de General Motors, renombrándolos con el sello de Holden y realizando los ajustes pertinentes para que resulten atractivos para los conductores locales. Algo lógico a fin de cuentas, sobre todo sabiendo que es posible hacer coches globales que triunfen en todo el mundo.

Esto último es clave para entender cómo pretende reinventarse HSV, el preparador oficial de Holden, pues su supervivencia en el futuro estará condicionada por su capacidad para adaptarse a unos productos que, con toda probabilidad, van a suponer una ruptura radical con respecto a los modelos sobre los que trabajaban hasta ahora. Y es que, en lugar de la clásica configuración de motor longitudinal delantero y propulsión, es probable los Holden que lleguen durante los próximos años apuesten por un esquema de motor delantero transversal y tracción delantera, ofreciendo de forma opcional sistemas de tracción a las cuatro ruedas.

Esto se debe a que, según indican nuestros compañeros de CarBuzz citando fuentes locales, el futuro Holden Commodore se basará en el Opel Insignia de segunda generación, por lo que como el Opel Insignia actual, se espera que ofrezca la mencionada disposición mecánica y opciones de tracción. De esta forma, HSV (que son las siglas de ‘Holden Special Vehicles’) tendrá que adentrarse en un territorio inhóspito para ellos, el de los automóviles de tracción delantera o total, pues hasta ahora únicamente habían ofrecido modelos de propulsión.

Fuente: CarBuzz, GoAuto.

Imagen: Facebook (HSV).

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches