Noticia

Hasta 200.000 coches dañados por el huracán Sandy

Hasta 200.000 coches dañados por el huracán Sandy

Laura Tirado

13/11/2012 - 13:31

Aproximadamente unos 200.000 coches han sido dañados por los efectos del huracán Sandy en EEUU. Se contabilizan unas 17.000 unidades tan solo de automóviles nuevos que estaban guardados en concesionarios o almacenes cercanos a la costa. A partir de diciembre empezarán a reemplazarlos.

En EEUU, se contabilizan hasta un total de 200.000 coches que han sido dañados por los efectos del huracán Sandy, que ha arrasado recientemente la costa este del país y ha arrojado otras cifras más tristes e importantes en las últimas semanas: las de las víctimas humanas. El nivel del agua continúa disminuyendo y parece que todo vuelve a la normalidad, aunque todavía queda mucho por limpiar de los efectos de las tormentas.

Según medios norteamericanos, hasta la fecha los fabricantes de automóviles aseguran haber perdido hasta 17.000 vehículos nuevos. Algunos de los más afectados han sido Nissan, Toyota y Honda a la cabeza. Además de todos estos sucesos, 16 Fisker Karma quedaron destrozados y calcinados en el almacén junto al puerto donde estaban guardados y tres Toyota Prius sufrieron incendios por la tormenta. 

Según los primeros datos, el huracán Sandy habría provocado estas pérdidas automovilísticas entre los fabricantes: 

Chrysler: 750 unidades

Fisker: 320 

Ford: 800

Honda-Acura: 3.440

Hyundai: 400

Kia: 200

Nissan-Infiniti: 6.000

Toyota: 4.805

Total pérdidas: 16.715

Los coches dañados por el huracán Sandy de Nissan e Infiniti se encontraban en el puerto o en los distribuidores. David Reuter, portavoz de Nissan, asegura que "los concesionarios han tenido una recuperación rápida y desde el miércoles 7 de noviembre funcionaban todos menos seis". 

En Hyundai matizan además que hay otros daños como parabrisas rotos que están excluidos del recuento final. Para Ford los daños no han sido muchos. Jim Can, portavoz de General Motors, señala que se debe a que "los concesionarios no se encontraban en zonas costeras inundadas".

En cuanto al número total de automóviles dañados -usados y nuevos-, las cifras asciendan hasta 200.000 unidades. Larry Dixon, portavoz de la Asociación Nacional de Vendedores de Automóviles de EEUU ha señalado que la cifra se sitúa en "un tercio de lo que vimos con el huracán Katrina". El reemplazo de las unidades perdidas no comenzará hasta diciembre como pronto. 

Los compradores de coches usados deben extremar las precauciones para no adquirir ninguno que haya sufrido daños por las inundaciones. Los consumidores recibirán la ayuda de los fabricantes para la sustitución de los coches dañados. Casi todas las empresas van a hacer donaciones de dinero en efectivo y vehículos.

Nissan está ofreciendo precios de descuento y financiación empleado por aquellos que perdieron vehículos, así como extensiones de pago para los clientes actuales.

Toyota también ofrece extensiones y los pagos de arrendamiento diferidos, así como la reorientación de estados de cuenta y organizar los pagos por teléfono.

GM, Ford y Chrysler están ofreciendo unos 400 euros en efectivo para la compra o el arrendamiento de un vehículo nuevo. Esto se aplica solo a los consumidores que perdieron un automóvil debido a la tormenta.

Honda va a aplazar los pagos y proporcionar extensiones de arrendamiento a los clientes en la región afectada por la tormenta sobre una base de caso por caso.

Los clientes que han perdido a un Toyota o Lexus por el huracán Sandy podrán retrasar los pagos mensuales durante tres meses o comprar un vehículo nuevo. 

Lecturas recomendadas

Buscador de coches