Skip to main content

Noticia

Motor

La Guardia Civil avisa sobre la velocidad más peligrosa para los peatones

posibilidades-peaton-sobrevivir_senor-cruzando

Cuando circulamos en coche una diferencia de 20 kilómetros puede salvar la vida del peatón: es un factor que, en caso de accidente, tiene una influencia directa en la gravedad de las lesiones que pueden sufrir estos actores de la vía. Por ello, la Guardia Civil avisa sobre la velocidad más peligrosa para los peatones.

La DGT anuncia cuándo entra en vigor el límite 30 km/h en ciudad

Y no sólo eso: nos recuerda que debemos respetar los pasos de cebra, los semáforos y los límites establecidos. La física da la razón a la Guardia Civil: cuanto más rápido vayamos, la energía cinética liberada se incrementa al cuadrado de la velocidad. Además, nuestro tiempo de reacción y la capacidad para maniobrar disminuyen. Cuando surge un imprevisto tardamos un segundo en reaccionar y en elegir la respuesta adecuada: si circulamos a 30 kilómetros por hora o más, ese tiempo se esfuma.

A 64 km/h el 85% de los peatones pierde la vida

Según la Dirección General de Tráfico, la velocidad es determinante en el 30% de los accidentes mortales. No respetar los límites fijados hace que crezca tanto el riesgo de sufrir accidentes como la probabilidad de causar lesiones de carácter grave o la muerte. ¿Cuánto? Estos son los porcentajes facilitados por la Guardia Civil:

Velocidad del cocheFallecimientoHeridasEl peatón sale ileso
30 km/h5%65%30%
40 km/h45%50%4%
64 km/h85%15%-
posibilidades-peaton-sobrevivir_semaforo-peaton

Rebajar la mortalidad de los peatones

Estas cifras no extrañan si las ubicamos dentro del contexto de las cifras: según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 50% de las muertes registradas en la carretera tienen como protagonistas a peatones, ciclistas y motociclistas. Siniestros en los que el exceso de velocidad es, en la mayoría de los casos, el protagonista. No en vano, según un informe del Foro Internacional de Transportes (FIT) para la Organización para la Cooperación y Desarrollo (OCDE), cuando vamos a una velocidad que oscila entre los 30 y los 50 km/h, el riesgo de muerte se multiplica por cinco.

La DGT baja la velocidad a 20 km/h sólo en estas calles

Por ello, los límites de velocidad (cuando se respetan de verdad) tienen una repercusión directa en la seguridad del conductor y del peatón. Y es que se ha demostrado que reducir 10 km/h los límites tiene como consecuencia un descenso de 2,5 km/h en la velocidad media. Algo que refuerza el Modelo Nilsson: si bajamos 1 km/h el ritmo del coche, los accidentes mortales caen un 4%. Es decir, bajar el listón un 10 km/h implicaría un 10% menos de mortalidad.

Y además