Skip to main content

Noticia

Grabado un niño conduciendo a más de 100 km/h

Grabado un niño conduciendo a más de 100 km/h

Graban a un niño conduciendo a más de 100 km/h en Monterrey, capital de norteño estado mexicano de Nuevo León. El niño conduce en un día lluvioso y a 100 km/h mientras su padre, junto a él, habla por teléfono.

Gracias a las nuevas tecnologías podemos conocer lo que hay al otro lado del mundo con un solo clic. Las redes sociales han permitido que la información llegue más rápidamente a nosotros, una fuente de opiniones para todos los gustos en la que todos nos encontramos. Estas mismas redes sociales están incendiadas estos días por el vídeo que ha sido publicado en internet en donde se ve a un niño conduciendo un coche a más de 100 km/h.

Realmente no es la primera vez que vemos un vídeo en el que niño maneja el volante cuando aún por poco llega a los pedales. Aunque este es uno de los más impactantes por la velocidad a la que viaja el coche y la naturalidad con la que conduce el pequeño conductor. Ha sido grabado en una carretera de Monterrey, capital del norteño estado mexicano de Nuevo León. Las imágenes, que duran menos de un minuto, son claras y en ellas se puede ver a un niño conduciendo el que imaginamos es el coche de su padre.

Con aproximadamente ocho años de edad, cifra más sostenida en las últimas horas, el niño conduce mientras su padre, a su derecha, habla por el móvil. El conductor del coche desde el que se graban las imágenes se percata de la situación cuando ya ha sido rebasado, por lo que tiene que acelerar y ponerse a la altura del vehículo en cuestión para poder grabar la secuencia. El niño apenas puede verse pues la línea de cintura del todocamino que conduce le tapa buena parte de la cara.

No te pierdas: 'Un niño de tres años hace trompos con un BMW Serie 5'

Lejos de asustarse por la velocidad, de unos 100 km/h aproximadamente, el niño conduce además en un día lluvioso. La carretera está mojada pero ni al conductor ni al padre del mismo parecen preocuparle. En las imágenes puede verse como el niño está concentrado en el volante y mantiene los ojos clavados en la carretera.

Lecturas recomendadas