Skip to main content

Noticia

Motor

El Gobierno, Seat, Volkswagen e Iberdrola crearán la primera fábrica de baterías en España

Seat Martorell

El Gobierno junto a Seat, Volkswagen e Iberdrola crearán la primera fábrica de baterías para coches eléctricos de España, que, presumiblemente estará ubicada cerca de la planta que la marca española tiene en Martorell (Barcelona). Así lo ha anunciado Reyes Maroto, Ministra de Industria, Comercio y Turismo, en la clausura del 28º Congreso federal de UGT-FICA. 

Para dar forma a este proyecto, el Ejecutivo dará forma a un consorcio público y privado junto a Seat, Volkswagen e Iberdrola. A ellos se tendrá que unir una compañía especializada en la producción de celdas para las baterías de los coches eléctricos: todavía no se ha confirmado quién será este socio especialista, pero parece que la compañía LG Chem lidera esa carrera.

El papel de España como fabricante

La fábrica de baterías supone la guinda del pastel para el encargo que ha recibido Seat de fabricar un coche eléctrico pequeño para el Grupo Volkswagen. La marca española siempre se mostró dispuesta a llevar a cabo la inversión de 5.000 millones de euros necesaria para electrificar su gama y la producción de Martorell, pero puso una condición: era vital el respaldo gubernamental para facilitar la creación de este nuevo ecosistema, que ha llegado con este proyecto.

Martorell

La industria española ya había señalado que la construcción de una o dos fábricas de baterías en nuestro país era clave para mantener nuestro papel como segundo fabricante de vehículos de Europa. Un movimiento que, además, obligará a muchas empresas del sector auxiliar de la automoción a especializarse en el segmento de los coches eléctricos creando nuevas oportunidades.

Inversión y ubicación

Todavía hay un par de dudas en torno a esta fábrica de baterías. La primera de ellas es la inversión necesaria para llevarla a cabo: hace unos meses Raül Blanco, secretario general de Industria, aseguraba que España podía albergar hasta dos factorías de este tipo, pero se necesitarían más de 1.000 millones de euros. En este sentido, el Gobierno anunció que destinará hasta 10.000 millones de euros de los fondos Next Generation a la industria del motor.

El segundo interrogante gira en torno a la ubicación de la fábrica de baterías. El lugar ideal sería el que, actualmente, ocupa Nissan en la Zona Franca de Barcelona. La compañía japonesa terminará su actividad a finales de 2021 y hará las maletas, pero ocupar ese espacio no es tan sencillo. Hay un concurso abierto para que las empresas interesadas presenten sus ofertas siempre que cumplan dos requisitos: ser proyectos industriales y garantizar los 2.500 empleos actuales. Otra posibilidad que se baraja es un emplazamiento a medio camino entre Cataluña y Navarra ya que la planta de Volkswagen de Pamplona podría beneficiarse de esas baterías para los modelos que allí se producen.

Más:

Industria

Todo sobre Seat

Modelos de Seat más populares

Ver todos los modelos

Y además