Skip to main content

Noticia

Motor

Así funciona el botón ECO que ahorra un 20% de combustible y puede ser un problema para el motor diésel

boton eco

¿Sabemos cómo funciona el famoso botón ECO de tu coche que te permite ahorrar un 20% de combustible, pero que puede ser un problema para los motores diésel?

Debido a los altos precios de los carburantes, ahora es más importantes que nunca ahorrar combustible realizando una conducción eficiente. Para lograr mejores resultados, la tecnología se pone de nuestro lado y nos ofrece soluciones como el modo ECO, un programa de conducción disponible en la mayoría de coches que nos ayuda a ser más eficientes y ecológicos.

Sin embargo, el funcionamiento del botón ECO, que puede ahorrarnos hasta un 20% de combustible, también puede ser un problema si tienes un coche con un motor diésel. Y es que usar el modo ECO para ahorrar combustible también puede ser contraproducente para el motor, derivando en una avería mecánica que nos haga pasar por caja a pagar una cuantiosa factura de reparación.

5 ruidos que alertan de una posible avería en tu coche

¿Qué es y cómo funciona el botón ECO del coche?

Para entender mejor cómo el modo de conducción ECO puede acabar afectando al motor diésel de tu coche, primero debes saber qué es este sistema y cómo funciona. Como te decía, el modo ECO forma parte de los diferentes programas de conducción de los coches nuevos, que suele ir acompañado en muchas ocasiones de un modo Confort o Normal y uno deportivo conocido como Sport.

Cada programa de conducción altera el comportamiento y la respuesta del vehículo, enfocando cada configuración a un objetivo. Por ejemplo, el modo Confort/Normal está diseñado para realizar una conducción agradable y relajada, y es, por norma general, el modo más equilibrado de todos. El programa Sport, por el contrario, está diseñado para una conducción más deportiva y dinámica.

filtro de partículas

¿Qué es el filtro de partículas y para qué sirve?

Por tanto, el botón ECO es el que busca reducir los consumos de combustible y, a su vez, las emisiones de partículas contaminantes. Para lograr esto, el coche adoptará una conducción pausada que siempre busca circular en marchas largas para reducir el régimen de revoluciones del motor. También limita la respuesta del motor e incluso afecta a la dirección y al sistema de climatización.

Lo normal al activar el modo ECO es que el motor reduzca el caudal de combustible e incluso su potencia. Es algo notorio, pero te permitirá conducir el coche sin notar una falta de prestaciones. También altera el comportamiento del cambio en los coches automáticos, realizando cambios de marcha antes para circular a bajas revoluciones.

Por último, puede afectar a la dirección, haciéndola más blanda al tacto (más asistida eléctricamente), y al climatizador, reduciendo el caudal de aire acondicionado, lo que rebaja el esfuerzo al que se somete el motor de combustión para accionar el compresor de aire acondicionado a máxima potencia.

¿Cómo puede afectar a tu coche diésel?

boton eco

Sin embargo, abusar de este modo de conducción eficiente puede tener un efecto negativo sobre el motor diésel de tu coche. También puede afectar a los coches de gasolina, pero en menor medida y con una menor probabilidad de avería.

Las posibles averías que puede sufrir un motor diésel por abusar de una conducción pausada y a bajas revoluciones están relacionadas con los sistemas anticontaminación que equipan estos propulsores, como son la válvula EGR o de recirculación de gases de escape, y el famoso filtro de partículas diésel.

Este modo ‘obliga’ al motor a circular a bajas revoluciones, lo que fomenta la acumulación de carbonilla y residuos en la EGR, llegando incluso a taponar la válvula y a provocar la avería. Circular a un mayor régimen de revoluciones fomenta que estas partículas sean expulsadas del sistema, evitando taponamientos.

El filtro de partículas también puede verse afectado. Para realizar la regeneración, es necesario aumentar la temperatura del filtro de partículas a unos 600 grados, algo que se puede conseguir más fácilmente si se circula a revoluciones más altas. Aun así, el sistema está diseñado para realizar las regeneraciones del filtro incluso cuando se circula a baja velocidad.

Por tanto, el uso del botón ECO del coche puede ayudarte a ahorrar hasta un 20% en combustible. Sin embargo, es aconsejable no usar siempre este programa de conducción si tienes un coche diésel y activar los otros modos de forma periódica. 

Además, si tu coche es diésel, te aconsejamos salir a carretera o autopista de vez en cuando y circular por encima de 80 km/h durante un rato para favorecer la regeneración del filtro de partículas.

Etiquetas:

Diésel

Y además