Skip to main content

Noticia

Así funciona el airbag externo desarrollado por ZF

Airbag externo
ZF muestra por primera vez el funcionamiento de su airbag externo, un invento del que tuvimos constancia a finales del año pasado y que podría suponer un importante avance en seguridad.

VÍDEO: ¿Qué le pasa a un menor si explota el airbag delantero?

La seguridad de los coches ha mejorado más que considerablemente en los últimos tiempos. Son muchos los sistemas desarrollados en este sentido y en lo que se refiere a la ayuda a la conducción. Sin embargo todavía hay margen de mejora, tal y como demostró la empresa ZF en noviembre del año pasado. Entonces nos presentaron su último proyecto, el airbag externo, que ahora hemos podido ver en funcionamiento por primera vez gracias a un vídeo difundido por la compañía que encontrarás entre estas líneas.

No te pierdas: Todas las novedades que verás en 2019

Según los especialistas, las colisiones laterales son las que más ponen en riesgo la vida de los ocupantes del coche -se calcula que, sólo en Alemania, mueren así 700 personas al año-, y es ahí dónde ha trabajado ZF. Según ellos, su nuevo sistema puede ayudar a reducir las lesiones de los ocupantes de los coches en un 40% cuando se produce un siniestro de este tipo.

Este airbag se despliega 150 milisegundos antes de que se produzca la colisión lateral, y es capaz de reducir hasta un 30% la penetración del cuerpo que causa el impacto, ya sea un coche u otra cosa. Para saber cuándo ha de desplegarse el sistema de seguridad, el coche cuenta con una serie de sensores que, a través de unos complejos algoritmos, son capaces de 'avisar' de cuándo se va a producir un golpe. Obviamente, el mayor desafío al que se ha enfrentado ZF es 'enseñar' al sistema a distinguir entre una colisión que se puede evitar y otra inevitable.

No te pierdas: Todo lo que debes saber sobre el coche eléctrico

Otra de las dificultades de este airbag externo de ZF es su tamaño. Tiene una capacidad de entre 280 y 400 litros, lo que vienen a ser entre cinco y ocho veces la de uno normal, algo que tiene su reflejo en el mecanismo de inflado, que necesita más tiempo para llevar a cabo su cometido.

Una vez se detecta una colisión inevitable, el sistema analiza la viabilidad del despliegue del airbag y si su participación va a ser positiva. En el caso de que ambas respuestas sean afirmativas, el elemento de seguridad se despliega, protegiendo la zona que va desde el pilar A al pilar C. Sin duda estamos ante un invento con potencial, pero que aún tardará en aplicarse a los coches de calle porque, según ZF, aún hay trabajo que hacer sobre él.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además