Skip to main content

Noticia

F1

Ford entona el “nunca digas nunca” con la Fórmula 1

Stewart Ford

Ford habla de la posibilidad de entrar en la Fórmula 1 en el futuro. Le interesa, pero...

Una de las prioridades de Liberty Media en la Fórmula 1 es atraer al mayor número de fabricantes de automóviles posible al campeonato, con el objetivo de que la lucha que ahora tienen en los diferentes mercados, también esté sobre la pista. Una de las últimas marcas en hablar de la F1 ha sido Ford.

El fabricante americano ya formó parte de la categoría reina en diferentes épocas, tanto como equipo oficial como en forma de motorista. De hecho, unidos a Cosworth y motorizando a equipos como McLaren, Tyrrell, Williams o Lotus, lograron 176 victorias y una decena de títulos de constructores en el pasado.

Como equipo también tuvieron su época, pero a través de Jaguar en la época que estuvieron al mando de la marca británica, entre 2000 y 2004. Lograron dos podios en este tiempo, junto a Eddie Irvine, en los GP de Mónaco de 2001 e Italia 2002. En 2005 vendieron el equipo a Red Bull.

¿Y actualmente, qué hace Ford? La marca estadounidense ha vuelto al Mundial de Rallys de forma oficial junto al equipo M-Sport y compiten en el Mundial de Resistencia (WEC) e IMSA americano con el objetivo de seguir triunfando en las 24 Horas de Le Mans año a año junto al Ford GT de última generación.

Estos son sus planes principales y la Fórmula 1, quién sabe, algún día podría volver a estar entre ellos. Mark Rushbrook, director de competición de Ford, ha asegurado que siguen de cerca el progreso de la categoría, sobre todo en cuanto a tecnología híbrida, y no niega evaluar su entrada en un futuro.

McLAren Ford
21 de enero de 2018 - 17:38h
McLAren Ford

“La tecnología híbrida será importante para Ford durante un tiempo, por lo que nunca diría nunca a la Fórmula 1, especialmente si se reducen los costes”, ha asegurado Rushbrooks a Autocar.

El problema es que la reducción de costes haría que muchas marcas no quisieran estar en la F1, al no poder mostrar su verdadero potencial. Otro problema que destaca Rushbrooks es que ellos desean estar en un lugar donde los avances en la competición se puedan usar en la carretera. Y pone un ejemplo del WRC.

"Gran parte del hardware que utilizamos en el WRC también podemos usarlo en vehículos de calle, por lo que al probarlos en este difícil entorno de competencia (frente a equipos como Hyundai, Toyota o Citroën), lo lleva a niveles mucho más altos que en la calle. Es una información muy útil para nosotros", explica

Imagen Sutton Motorsport

Lecturas recomendadas