Noticia

Coches 4x4

¿Cuál es mejor, Ford Edge o Hyundai Tucson?

¿Cuál es mejor, Ford Edge o Hyundai Tucson?

Aarón Pérez

13/05/2016 - 11:31

Un nuevo candidato para el segmento SUV. ¿Cuál es mejor, Ford Edge o Hyundai Tucson? Por su parte, la firma del óvalo azul ya cuenta con un crossover competitivo entre sus filas, el Ford Kuga, pero ha decidido añadir un modelo de altos vuelos que compita con las opciones premium del segmento. La antonomasia es la apuesta de Hyundai, un modelo cuya fortaleza radica en los precios y el equipamiento.

No te pierdas: ¿Cuál es mejor, el Seat Ateca o el Hyundai Tucson?

El mercado de los SUV es competitivo cuanto menos, ya que supone un 30% de cuota de mercado en España y todos los fabricantes quieren su porción del segmento. Dentro de este mercado existen opciones premium, donde ha querido estar Ford con su nuevo modelo, así como Hyundai que, por el contrario, se decanta con el Tucson por un mercado de volumen de ventas. Pero, ¿cuál es mejor, Ford Edge o Hyundai Tucson?

El Tucson lleva más de un año en el mercado y ha sido elegido 'Coche del Año 2016', un título que le permite consagrar su presencia en el mercado de los SUV. Por su parte, el Ford Edge es una apuesta premium que aún no se encuentra a la venta en España (lo hará a finales de mayo), por lo que los resultados no son cuantificables por el momento, aunque cuenta con argumentos más que de sobra para plantar cara a los crossover tope de gama.

Ford Edge: el rival premium

El Ford Edge fue presentado en el Salón de París 2014, donde hizo su desembarco en Europa tras el anuncio de la marca de que lo adaptaría para el mercado del viejo continente. Llega como un tope de gama dentro de Ford, por encima del Ford Kuga y el Ford EcoSport. Cuenta con mayor equipamiento y acabados superioers, lo que le permite plantar cara a rivales como el BMW X3 y el Audi Q5.

Con todo, el Edge es un crossover que mide 4.808 mm de longitud, 1.928 mm de anchura y 1.692 mm de altura, así como una distancia entre ejes que llega a los 2.849 mm. Los pesos se sitúan entre los 1.913 y 1.949 kilogramos, mientras que tales dimensiones facilitan que la capacidad de carga sea elevada, situándose en unos 602 litros y 1.847 litros una vez han sido abatidos los asientos posteriores. 

Las opciones mecánicas son bastante más limitadas. Tan solo dos propulsores de gasóleo de 2.0 litros TDCi están disponibles, con 180 y 210 CV de potencia. Todos cuentan con un sistema de tracción total inteligente, mientras que la mecánica más pequeña se asocia únicamente a una caja de cambios manual de seis velocidades y el motor más grande a una transmisión automática de doble embrague.

En materia de seguridad, el Ford Edge cuenta con cámara frontal de 180 grados, Adaptive Steering, para adaptar la dirección constantemente, sistema de prevención de colisiones, apertura del portón trasero sin manos, cinturones de seguridad traseros con airbags integrados y el Active Noise Control, que actúa como unos auriculares con cancelación de ruido evitando que entre sonido al interior. Pero todo ello conlleva un precio, y el Edge parte desde los 43.425 euros.

Hyundai Tucson: el premiado

El Hyundai Tucson fue presentado en Ginebra y sustituye al ix35, volviendo a las raíces del modelo y recuperando la denominación clásica. Su diseño es completamente nuevo, mostrando los nuevos rasgos de diseño del fabricante coreano, algo que ya hemos podido ver en el Hyundai i20, quien otorga un giro y se europeíza un poco más.

Las dimensiones del nuevo Tucson son de 4.475 mm de largo, 1.850 mm de ancho y 1.650 mm de alto, mientras que la capacidad de carga es de 513 litros, 50 litros más que el ix35, sin abatir la fila de asientos posteriores, mientras que llega a 1.530 litros con ellos abatidos. El SUV más tecnológico de Hyundai es el Tucson, quien estrena un nuevo sistema de aparcamiento Smart Parking Assist System, servicios de navegación de TomTom, el freno automático de emergencia, asistente de mantenimiento de carril y una cámara con 180º de ángulo en el frontal detecta las fases rojas de los semáforos para alertar al conductor.

En propulsores encontramos mecánicas que van desde los 115 a los 184 CV. Las opciones de gasolina pasan por un mismo propulsor 1.6 GDI con 135 CV, y este mismo propulsor turboalimentado con 176 CV, el cual se ofrecerá opcionalmente con una transmisión automática de doble embrague con siete relaciones. En las opciones de gasóleo  están presentes un 1.7 litros de 115 CV y un 2.0 litros con dos escalas de potencia: 136 y 184 CV.

En cuanto a precios, gracias a las diferentes promociones y descuentos que aplica la marca surcoreana, al igual que el PIVE al que puede acogerse, el precio de partida del Tucson es de 18.900 euros.

Conclusión

Las diferencias son claras. El precio está ahí y es más de doble lo que los diferencia pero, ¿importa únicamente el precio? Si estás buscando un modelo de altos vuelos, fuera de los convencionalismos de las firmas alemanas, el Ford Edge puede ser una interesante alternativa, con un aspecto radical, muy americano, con buen equipamiento y mecánicas potentes. Por el contrario, si lo que demandas es un SUV fiable, capaz y con niveles de equipamiento interesantes en función de un presupuesto predeterminado, el Hyundai Tucson cumple a la perfección con estos criterios.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Aarón Pérez

Aarón Pérez

Colaborador

Apasionado de los coches desde que tengo memoria. Colaborador en Auto Bild.

Todo sobre Ford

Ford Edge Edge

Buscador de coches