Skip to main content

Noticia

Ford Edge 2019: 5 virtudes y un defecto

Ford Edge 2019

Músculo americano.

El Ford Edge 2019 es el SUV más grande ofrece Ford, un modelo llegado directamente del otro lado del Atlántico y que trae consigo el característico estilo musculoso tan popular por aquellos lares. Pero, ¿es todo bueno en el Ford Edge? Estas son sus cinco virtudes… pero también su defecto.

Todos los coches que se van a lanzar en 2019

Virtudes

Mas atractivo

El Edge es un modelo imponente por muchas razones. Por un lado están sus dimensiones, con una longitud de 4.834 mm, una anchura de 1.928 mm y una altura de 1.742 mm; pero por otro está su imagen que, aún sin ser un cambio radical respecto al ‘pre-facelift’, si que ha ganado en agresividad.

La mayoría de los cambios radican en el frontal, donde se ha pasado a un conjunto formado por parrilla hexagonal más ancha (y con rejilla de panal de abeja) con los grupos ópticos separados, así como por unos faros antiniebla con unas molduras mucho mayores.

VÍDEO: Probamos el Ford Edge en hielo y a 0 grados

Cargado de tecnología

El SUV gana enteros en el apartado tecnológico, tanto en lo referente a conectividad como a seguridad. En el primer apartado se incorporan elementos como el cuadro de instrumentos digital 3D, el sistema de infoentretenimiento Ford SYNC 3 con pantalla táctil de 8 pulgadas, el sistema de carga inalámbrica para smartphones, la compatibilidad tanto con Android Auto como con Apple CarPlay y los comando de voz.

En el segundo se incluyen el control de crucero adaptativo, el sistema de reconocimiento de señales, el freno post-colisión, el asistente de aparcamiento, el asistente de evasión, el de mantenimiento de carril, la iluminación adaptativa…

Probamos el Ford Edge 2019: más seguro y eficiente

ST… Line

Está por ver si veremos al Edge ST en España pero, al menos, tenemos la nueva línea de acabado ST-Line que potencia su deportividad tanto en lo estético como en lo dinámico. Se oscurecen elementos como la parrilla o las llantas de 20 pulgadas, se añaden unas salidas de escape dobles y cromadas, pedales de aluminio, volante y asientos de cuero, estos regulables eléctricamente… y además la suspensión tiene un tarado más duro, mientras que la dirección tiene asistencia variable.

Hay vida diésel

Aunque el mercado prácticamente haya decretado la muerte al gasóleo, en un coche de este tamaño y peso se agradece la presencia de mecánicas de este tipo. De hecho, su oferta es bastante amplia, estando disponibles tres versiones del mismo motor 2.0 EcoBlue, con 150, 190 y 238 CV, que varían su transmisión (manual o automática) y su sistema de tracción (delantera o integral).

Delantera o integral, al instante

Como suele ser normal, interesa más la versión con tracción a las cuatro ruedas, peor en este caso todavía más porque es inteligente. Esto significa que en el modo estándar funciona como un 4x2, lo que ahorra combustible, pero mediante unos sensores detecta cualquier cambio en el firme que haga necesario parar a la integral, cambiando en apenas 10 milisegundos y mejorando tanto el agarre como la seguridad.

3 secretos del interior del Ford Edge

Defecto

Prepara la cartera

Era algo de esperar: el Ford Edge 2019 es el mayor todocamino de la gama de la marca, tiene unas dimensiones generosas y un equipamiento a la altura… por lo que es lógico que sea caro. Desde el configurador de Ford apuntan que su precio base es de 38.112 euros, cantidad nada desdeñable y que, para meter el dedo un poco en la llaga, es algo más cara que el punto de partida del modelo antes de la actualización, que arrancaba unos 2.000 euros más abajo.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas