Skip to main content

Noticia

F1

GP Italia F1 2020: A Ferrari lo abuchearían los tifosi

Ferrari Monza aficion

El GP de Italia se celebra sin afición en las gradas, un pequeño alivio para Ferrari, que se encuentra en una de sus peores temporadas de la historia.

Enzo Ferrari no solía acudir a las carreras de Fórmula 1 después de la muerte de su hijo, Dino, en 1956, y las seguía desde Maranello. Eso, sin embargo, no impedía que fuese el capitán de la escudería, que la dirigiese con mano de hierro y que levantara la voz cuando era necesario. Desde Maranello movía el timón del equipo con más historia del campeonato y, si acaso, visitaba el Gran Premio de Italia de F1, en Monza, el viernes. Si llega a ir un día como hoy... 

Horarios del GP Italia F1 2020 y cómo ver

VÍDEO: Previo del GP de Italia del equipo Ferrari

Si Enzo Ferrari levantara la cabeza…”, es una frase que muchos “tifosi” han pronunciado en los últimos meses – o años – como crítica a la situación por la que pasa la mítica escudería en la actualidad. En los entrenamientos del viernes, Ferrari ha estado lejos, muy lejos de Mercedes o Red Bull quienes deberían ser rivales, cuando lo que se le pide cada temporada al equipo es que luche por el Mundial. Y todo lo que no sea conseguirlo, se considera una derrota.

Pero este año las cosas van mucho peor. En Spa-Francorchamps, hace unos días, protagonizaron una situación lamentable, logrando el peor resultado del equipo en diez años. Estuvieron lejos, incluso, de sumar un solo punto. El motor no es bueno, no da la potencia que necesita “Il Cavallino” para luchar en igualdad de condiciones con las “Flechas de Plata”. Y, por si fuese poco, hay más problemas relacionados con el chasis y la aerodinámica. 2020 va camino de convertirse en uno de los peores años del equipo Ferrari, y todavía faltan muchas carreras por disputarse.

Si el curso no se endereza y Ferrari sigue a este nivel – peor ya es complicado -, podrían llegar a tener problemas para estar entre los cinco primeros del Mundial de Constructores. Actualmente son quintos, pero Renault les pisa los talones con solo dos puntos menos, y es muy probable que en Italia (donde Renault suele ir muy bien), la escudería francesa les adelante. Mientras tanto, en el cuarto y tercer puesto del campeonato, Racing Point y McLaren se escapan a rebufo de Mercedes y Red Bull. Un ‘top 5’ en el Mundial, a día de hoy, sería como un triunfo para Ferrari.

Vettel en Monza

Y puestos a celebrar, Ferrari puede dar gracias a que este fin de semana el Gran Premio de Italia se disputa sin público, a puerta cerrada. Lo que el año pasado fue una fiesta y una celebración del triunfo de Charles Leclerc con la Scuderia, el primero para Ferrari desde que Fernando Alonso ganara en 2010, el ambiente este año estaría entristecido por la situación que está atravesando su equipo y por ver cómo el gran rival de las últimas temporadas, Mercedes, sigue siendo inalcanzable por Ferrari.

¿Se puede permitir esto la escudería con más recursos del campeonato? ¿Con más historia? ¿Con más campeonatos? ¿Quién y cómo ha permitido que se llegue a esta situación? Tras la marcha de Domenicali, ni el breve paso de Marco Mattiacci, ni Maurizio Arrivabene ni tampoco Mattia Binotto han conseguido ‘domar’ a Ferrari ni guiarlo hacia la senda de la victoria. Más bien, lo contrario: la ‘estrategia’ con un motor sospechoso de haber incluido trampas en 2019 ha salido cara y ahora Ferrari está en medio de la nada. Y casi tiene que dar las gracias de no haber perdido los puntos del año pasado o o haber recibido una multa millonaria, si es que la FIA pudo averiguar que hubo algo ilegal. Las sombras y secretismo en torno a este asunto no nos han permitido saberlo.

¿Habría permitido Enzo Ferrari llegar a una situación así o habría dado un golpe en la mesa mientras telefoneaba desde su despacho a la dirección deportiva de Ferrari? ¿Habría habido despidos? ¿Habría impedido los bochornosos fines de semana a los que, salvo sorpresa, se enfrentará Ferrari en Monza y en Mugello este mes? 

Cuando abuchearon a Enzo Ferrari en 1971

Enzo Ferrari Monza 1971
Enzo Ferrari junto a Mauro Forghieri, ingeniero de Ferrari, en el GP de Italia de 1971

Lo que está claro es que a Ferrari y a “Il Commendatore” no le habrían dado una calurosa bienvenida si hubiera visitado este viernes Monza para ver a los coches rojos. Como ya hicieron los tifosi en 1971, según recuerda La Gazzetta dello Sport, año en el que Jacky Ickx, Clay Regazzoni y Mario Andretti fueron superados, al volante del los Ferrari 312 y 312B, por Tyrrell y March. Cuando el Mundial llegó a Italia, ya era imposible ganar el título a Stewart, que acabó la temporada con 43 puntos más que el mejor Ferrari, Ickx, cuarto en la clasificación.

En los 70 Ferrari atravesó una dura crisis incluso peor que la de ahora. En 1973, solo dos años de los abucheos a Enzo, Ferrari no corrió en los GP de Alemania y Holanda para revisar el Ferrari 312B. Aquel año, a pesar de todo, fueron sextos en el Mundial y sumaron varios cuartos puestos antes de “parar máquinas”. En 1974 volvieron a pelear por el Mundial y en el 75, Niki Lauda puso fin a una sequía de títulos de 11 temporadas. 

Los tifosi pedirían cambios, mejoras, algo para dar la vuelta a esta situación. Si no empiezan a trabajar ahora, puede que 2021 siga siendo difícil y que en 2022, cuando cambian las reglas, sigan arrastrando el déficit de potencia de su motor.

90 años de Scuderia Ferrari, 90 años de velocidad y pasión

Imagen: Motorsport Images

Y además