Skip to main content

Noticia

Faconauto: “el diésel no es el problema”

Comprar coche diesel 2018

Un recado para Teresa Ribera.

Corren malos tiempos para el diésel. Tras unos años dorados, que quebraron con el dieselgate, el gasóleo está recibiendo por todos lados: sistemas de homologación más estrictos, prohibiciones (o futuras prohibiciones) por parte de gobiernos y ciudades, marcas que lo eliminan de su oferta de motores… Pero desde Faconauto, por medio de su presidente, Gerardo Pérez, rompen una lanza a su favor.

VÍDEO: Motos diésel que no triunfaron

En un comunicado la organización ha creído necesario manifestarse tras las declaraciones de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera (que expuso que "el diésel tiene los días contados") para “mirar con perspectiva y hacer un análisis de las consecuencias a medio plazo de tal manifestación”. Estos son algunos de los puntos más interesantes del mismo.

Así, declara que “el diésel se ha convertido en un chivo expiatorio, en una distracción” porque el problema no son todos los diésel: “si lo que se pretende es conseguir que el aire de nuestras ciudades sea de mejor calidad, efectivamente los vehículos diésel deben tener los días contados…pero no los nuevos, que son eficientes y cumplen con los límites de emisiones establecidos desde la Unión Europea. Deben desaparecer los de más de diez años, responsables del 80% de esas emisiones”. Y recalca la necesidad de que se apliquen medidas que ayuden a renovar el parque, puesto que muchos de los propietarios de un diésel antiguo sencillamente no se pueden permitir comprar un coche nuevo.

Tres ventajas de tener un coche diésel

De hecho, desde Faconauto apuntan que ese es el problema real: “no hay nadie en el mundo de la automoción que ponga en duda que vamos hacia una movilidad sostenible y descarbonizada […] aunque de nada servirá medioambientalmente si, en primer lugar, no achatarramos los coches más antiguos”. Esta situación, además, se prevé que empeore a corto/medio plazo ya que “en 2025 el 65 por ciento de los coches en circulación tendrá más de quince años si no hacemos nada”.

Aunque como todos tenemos claro, el futuro son los coches eléctricos, a día de hoy “es necesaria la tecnología actual de combustión” porque “no hay una alternativa tecnológica real que sea capaz de llegar a la mayoría de los ciudadanos a corto plazo”.

Y termina mandando un mensaje directamente al ejecutivo: “El primer síntoma de liderazgo pasa por que el Gobierno trabaje de la mano del sector, transversalmente, para abordar de forma integral cómo llegar a la perseguida movilidad sostenible y, al mismo tiempo, aprovechar el abanico de oportunidades ante el que nos encontramos. No podemos ser cortoplacistas ni poner injustamente el foco en el diésel. No pongamos esa excusa, ampliemos el enfoque, pues tenemos capacidades de sobra”.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas