Skip to main content

Noticia

Así se exprimen a fondo los 639 CV del Mercedes-AMG GT 63 S

Mercedes-AMG GT 63 S

Carretera y manta.

El Mercedes-AMG GT 63 S es una mala bestia que, en su versión de cuatro puertas, además incorpora un plus de versatilidad que hace que sea realmente interesante. Sin embargo, poco nos importa esto ahora, puesto que lo que queremos es ver al modelo dando rienda suelta a toda su potencia.

Todos los coches nuevos que se van a lanzar en 2019

Muchos pensarán que la única manera de ver esto es en un circuito, pero lo cierto es que no, con tantos caballos y una velocidad punta tan elevada, pocos (por no decir ningún) trazados cuentan con suficiente espacio para poder apretar el acelerador a fondo sin preocuparse por cuando llegará la siguiente curva. Se hace necesario, pues, un enfoque más civil.

Y es que una vez más es la Autobahn alemana la solución a los problemas, aunque haya tráfico cruzado y haya que tener muy buenas manos, además de tener arrojo y estar algo loco, para buscar el límite de un coche como el Mercedes.

Probamos el Mercedes AMG GT 4 puertas, ¿deportivo o berlina?

Cabe recordar que tiene un motor 4.0 V8 biturbo que desarrolla 639 CV de potencia y 900 Nm de par máximo, que se asocia a una caja de cambios automática de nueve relaciones y a un sistema de tracción integral AMG. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y su velocidad punta es de 305 km/h… aunque en el clip no llega a alcanzarla. Eso sí, se queda realmente cerca.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas