Skip to main content

Noticia

Este Ford Mustang termina destrozado por un accidente

Este Ford Mustang termina destrozado por un accidente

Un Ford Mustang choca contra la puerta de un almacén y termina en dos ruedas apoyado en unos postes. El accidente ha ocurrido en Texas y como podéis ver en imagen la factura de la reparación del deportivo dolerá a quien tenga que abonarla.

El Ford Mustang de nueva generación está recibiendo gran aceptación en la que es su primera incursión en el viejo continente. A pesar de haber cambiado su diseño, en formas es similar pero cuenta ahora con una estética con un lado más europeo, el de la marca del óvalo no para de recibir buenas críticas. Una situación que se respalda con un buen ritmo de ventas. La unidad que tenéis ilustrando estas líneas y que podéis ver en vídeo más abajo no tiene su mejor día, y es que ha sufrido un accidente que ha destrozado toda su parte delantera y dañado las zonas bajas del vehículo.

Los hechos ocurrían en Texas, en New Caney, cuando la conductora de este precioso Ford Mustang GT rojo perdía el control del vehículo e impactaba gravemente contra la puerta de un almacén. A causa del fuerte impacto el vehículo terminaba a dos ruedas, apoyado en un par de postes que la tienda colocaba en la puerta para evitar aparcamientos.

Si bien no sabemos exactamente las causas del siniestro, aunque los testigos afirman que el accidente ocurrió a las ocho de la tarde y que la conductora no presentaba las mejores condiciones para conducir. La misma testigo ha contado también que escuchó como el pasajero mencionó que los frenos del coche no funcionaron correctamente, pese a haber adquirido el deportivo pocos días antes del choque.

No te pierdas la prueba del Ford Mustang

En el vídeo puede verse como tanto la conductora como el pasajero discuten con una señora. Según parece en la accidentada carrera hasta llegar a la pared y chocar el vehículo pudo atropellar a un niño, sobrino de la mujer que discute fuertemente con la dueña del Ford Mustang. Igualmente la mujer tiene otro problema por delante, y de los que te quitan el sueño, arreglar los graves daños de su preciado deportivo.

Lecturas recomendadas