Skip to main content

Noticia

Estilo de vida

Este es el mejor trabajo del mundo

Este es el mejor trabajo del mundo

Sin lugar a dudas, este es el mejor trabajo del mundo. O al menos, uno de los mejores. La joven pareja de 'instagramers': Jack Morris y Lauren Bullen se dedican a viajar por el mundo gratis, y con solo subir una foto a sus respectivos perfiles pueden llegar a ganar hasta 8.500 euros. Como lo lees...

¿Cuál sería, a tu parecer, el mejor trabajo del mundo? Para muchos, podría ser alguno de los mejores trabajos (y mejor pagados) de 2017. Pero, incluso estos pueden parecer malos al lado de la labor de este par de 'instagramers': Jack Morris y Lauren Bullen, un antiguo limpiador de alfombras y una exayudante de clínica dental, que viajan gratis por el mundo. ¿De dónde sacan el dinero para vivir? Fácil: las marcas les financian. Cada foto subida a la red Instagram les supone unos ingresos de 8.500 euros...

El mejor trabajo del mundo

Jack Morris (Reino Unido, 24 años) y Lauren Bullen (Australia, 24 años) viajaban por el mundo y subían sus vivencias a Instagram. Se conocieron el año pasado en Fiji, y tuvieron la genial idea de exprimir esta red social como pareja.

Solo un año después, su cuenta de la cuenta de Morris tiene 2,2 millones de seguidores (@doyoutravel), y casi un millón y medio son 'followers' de Bullen (@gypsea_lust). La publicidad que hacen a través de las instantáneas que publican es su nueva forma de ganarse la vida. Y viven bien, muy bien.

“No publicamos una foto por menos de 2.800 euros. Lo más que me han pagado por una han sido 8.500 euros. Una compañía telefónica me pagó por subir cinco fotos a Instagram 33.000 euros”.

Vídeo: El robot que puede ir al trabajo por ti

“No hacemos un post por menos de 3.000 dólares [2.800 euros]”, explicó Morris a Cosmopolitan. “Lo más que me han pagado por uno han sido 9.000 dólares [8.500 euros]. Hice un trabajo para una compañía telefónica que implicaba un viaje de tres días y cinco fotos en Instagram. En esa ocasión me pagaron 35.000 [33.000 euros]”. Y eso es solo lo que cobra él (la tarifa de ella es ligeramente inferior). Morris publica unas nueve fotos al mes.

“Las marcas contactaron conmigo antes de que empezara a aceptar ofertas”, dice Morris. “No tenía interés en hacer dinero con mi cuenta, siempre fue un proyecto para divertirme. Al hacerme más grande, algunas ofertas eran demasiado buenas como para declinarlas y empecé a aceptarlas. Muchos de los trabajos con marcas u oficinas de turismo son muy divertidos, ya que te aportan experiencias que normalmente no tendría la oportunidad de hacer”, añade.

Como si de una campaña publicitaria se tratase, y como podrás imaginar dados los presupuestos que manejan, sus fotos ya no son instantáneas hechas con móviles; de hecho, las toman con una Canon 5D MK3 y una Sony A7S II, y tienen todos los retoques que consideren necesarios. 

Pero ese es todo el trabajo que han de hacer... Para vivir como reyes.