Skip to main content

Noticia

Motor

Si estás pensando en unas vacaciones en camper, aquí tienes tres razones para hacerlo y dos para olvidarlo

Vacaciones en camper, tres razones para hacerlo y dos para olvidarlo

¿Te gustaría viajar en camper?

Desde hace unos años, las furgonetas camper están muy de moda y se han convertido en una opción para viajar. Si estás pensando en unas vacaciones en camper, aquí tienes tres razones para hacerlo y dos para olvidarlo.

Viajar en una camper tiene muchos puntos a favor. Te permite amanecer en lugares paradisíacos, ver una puesta de sol desde tu cama, moverte con total libertad y disfrutar de tu tiempo libre sin preocuparte de las restricciones impuestas por la pandemia, que todavía siguen estando vigentes en algunas zonas. 

Pero, como todo en la vida, las furgonetas camperizadas tienen sus pros y sus contras. A continuación, te damos tres razones para pasar unas vacaciones en camper y dos para olvidarlo.

5 camper baratas para estas vacaciones

Libertad total de movimientos

Vacaciones en camper, tres razones para hacerlo y dos para olvidarlo

Esta es, claramente, una de las principales ventajas de las furgonetas camper. Si no quieres pasar tus vacaciones en un hotel y prefieres disfrutar de paisajes diferentes cada días, es la opción ideal.

Con una camper, puedes elegir donde pasar la noche cada día, ya sea en la montaña o en la playa. Esto, además de un ahorro considerable en alojamiento, supone realizar una planificación previa. 

Relacionado con lo anterior, viajar en una camper te permite improvisar en cada momento. Además, una cosa importante: al ser más compactas que las autocaravanas, el consumo también es menor y, en los tiempos actuales con el precio del combustible por las nubes, tu bolsillo lo agradecerá.

Más accesible que las autocaravanas

Vacaciones en camper, tres razones para hacerlo y dos para olvidarlo

Una furgo camper es mucho más compacta que una autocaravana y eso se nota no solo en el gasto de combustible que te acabamos de decir, sino también a la hora de acceder a determinados lugares donde una autocaravana tendría más dificultades, por lo angosto del terreno o la estrechez del camino.

Además, una camper puede aparcar sin problema en una plaza de aparcamiento público, por lo que tendrás más facilidades para dejarla correctamente estacionada. 

Por otra parte, es mucho más ligera y manejable que una autocaravana, lo que invita a recorrer carreteras recónditas llenas de curvas y con asfaltos rotos. 

Equipado con casi todo lo necesario

Vacaciones en camper, tres razones para hacerlo y dos para olvidarlo

La mayoría de las furgonetas camper están muy bien equipadas con casi todo lo que necesitas para disfrutar de unas vacaciones. Dependiendo del modelo, suelen incluir armarios para guardar utensilios, cocina, fregadero, nevera, congelador, una mesa, una o dos camas… ¿Algo más?

No necesitas nada más para pasar unos días al aire libre sin dejar de alimentarte, asearte o jugar a algún juego de mesa.

Razones para olvidarlo: no tiene inodoro

Vacaciones en camper, tres razones para hacerlo y dos para olvidarlo

La primera razón para olvidarte de pasar unas vacaciones en camper es que no suelen tener un inodoro, a diferencia de las autocaravanas, que sí lo tienen. Puede que para ti no sea un inconveniente, pero sí lo será para mucho.

Esto supone que tienes que hacer tus necesidades en el campo o en algún lugar habilitado para ello. El problema llega por la noche: si sales en plena madrugada, puedes molestar a tus acompañantes con las luces y le ruido. Y, si es invierno, te puedes quedar congelado fuera… 

Espacio limitado

Vacaciones en camper, tres razones para hacerlo y dos para olvidarlo

Amigo, no estás en una autocaravana, así que tendrás que ingeniártelas para que todo encaje. ¿Te acuerdas del ‘Tetris’ no? Pues eso. En una camper el espacio es más limitado y tendrás que prestar atención a la distribución de los muebles y los diferentes objetos. 

También tendrás que estar atento a los movimientos y tener un poco de cuidado con acciones tan cotidianas como levantarte de la cama, ya que podrías golpearte con el techo. Aunque, al final, terminas acostumbrándote. 

Etiquetas:

Coches camperizados

Y además