Skip to main content

Noticia

¿Está siendo verdaderamente rentable el programa de Jeremy Clarkson?

The Grand Tour no tendrá nada que ver con Top Gear

Tras su primera temporada, The Grand Tour ha otorgado a Amazon unos beneficios limpios de casi siete millones de libras.

Tras todo lo ocurrido al final del Top Gear clásico (el puñetazo, el repudio de Jeremy Clarkson , el abandono por parte de Hammond y May para seguirle), fueron muchos los que se postularon como receptáculo del nuevo show del trío calavera. Tras idas y venidas todos sabemos que quien se llevó el gato al agua fue Amazon, nació The Grand Tour y, teóricamente, con él un torrente de ingresos. Pero, ¿hasta qué punto es rentable el nuevo programa?

VÍDEO: ¡Primer adelanto de la temporada dos de TGT!

Primero hay que ponerse en antecedentes. Para empezar, los tres presentadores firmaron un contrato para realizar 36 episodios divididos en tres temporadas de 12 capítulos por un montante total de 160 millones de libras esterlinas (unos 180 millones de euros al cambio). Otro ejemplo de las enormes cifras que se manejan en TGT es el coste de la secuencia inicial del primer episodio, que supuso casi tres millones de euros. Con todo ello en mente y tras haber finalizado la primera temporada, el programa ha reportado a Amazon unos beneficios antes de impuestos de 8,39 millones de libras (casi 9,5 millones de euros) que finalmente se han quedado en 6,7 millones netos (7,5 millones de euros).

La creación más loca de The Grand Tour

Puede parecer una cantidad relativamente pequeña dada la inversión inicial del proyecto, pero hay que tener en cuenta que a las cifras originales hay que añadir el coste de producción de la temporada en sí, en el que se incluye el transporte del equipo por cuatro continentes o el valor de los 27 vehículos que se han destruido, entre otros elementos. Teniendo todo ello en cuenta, haber obtenido beneficios ya es toda una victoria.

Desde Amazon afirman que “los productores están dispuestos a seguir centrándose en la producción de programación de calidad, mientras que garantizan que los gastos generales de la empresa se mantienen estables”. Y continúan: “Los directores están satisfechos con los resultados del año y seguirán buscando oportunidades de negocios a medida que surja en el futuro”.

Fuente: AoL.

Lecturas recomendadas