Skip to main content

Noticia

Esféricos, sin aire, con musgo creciendo en el flanco, ¿así serán las ruedas del futuro?

Ruedas con musgo Goodyear

No te sorprendas si dentro de unos años llevas unas ruedas así

Como sacados de una película de ciencia ficción, los que postulan por ser las ruedas del futuro adelantan ideas de lo más inverosímiles. Olvídate de lo del neumático y la llanta porque si los prototipos que hemos visto en los últimos tiempos llegan a convertirse en realidad, en un futuro quién sabe si próximo tu coche no calzará nada parecido.

Goodyear es uno de los fabricantes de neumáticos con más visión de futuro. Si hace un año en el Salón de Ginebra nos sorprendió con el Eagle 360 Urban, un neumático inteligente de forma esférica imposible de pinchar (básicamente porque no lleva aire en su interior); hace unas semanas presentó el Oxygene que podemos calificar como el summum de los neumáticos ecológicos.

El prototipo de neumático del futuro Goodyear Oxygene tiene una estructura única que presenta musgos vivos creciendo dentro de la pared lateral. Esta estructura abierta y el diseño inteligente de la banda de rodadura del neumático absorben y hacen circular la humedad y el agua de la superficie de la carretera, lo que permite la fotosíntesis y, por lo tanto, la liberación de oxígeno al aire.

En este vídeo puedes verlo con detalle:

El Goodyear Oxygene está inspirado en los principios de la economía circular. Su razón de ser es reducir el desperdicio de materiales, las emisiones y la pérdida de energía. Para ello, entre otras cosas, es capaz de absorber la humedad de la carretera a través de su banda de rodadura exclusiva e inhalar CO2 del aire para alimentar al musgo de su pared lateral, liberando oxígeno mediante la fotosíntesis. También es capaz de recolectar la energía generada durante la fotosíntesis para alimentar sus propios componentes electrónicos, incluidos sensores integrados. Y como tiene banda de rodadura impresa en 3D con polvo de caucho es prácticamente indemne a los pinchazos y a los golpes.

Olvidarse de los pinchazos, la máxima del futuro

Eliminar el riesgo de pinchazo es la máxima que persiguen todos los fabricantes involucrados en la búsqueda del neumático del futuro.

Los Goodyear Eagle 360 Urban no tienen aire en su interior y como son capaces de detectar las condiciones de la superficie de la carretera y las condiciones climáticas, pueden, si es necesario, transformar su banda de rodadura. 

Bridgestone tiene un prototipo llamado iFlex fabricado en poliuretano que tampoco lleva aire comprimido su interior con lo que no hay riesgo de pérdida de aire ni de reventón. Pero tienen un inconveniente: no admiten velocidades superiores a 130 km/h.

Mientras que Hankook apuesta por los neumáticos que pueden autorepararse. De momento trabaja en tres prototipos: Boostrac, Hyblade y Alpike, todos con la propiedad de adaptarse al piso de forma automática, alterando la forma y la profundidad del dibujo.

Lecturas recomendadas