Skip to main content

Noticia

Qué es The Boring Company y cómo puede cambiar el futuro del automóvil

The Boring Company
Susana Viñuela

Solo una pista: es otra aventura de Elon Musk.

¿Te suena el nombre de The Boring Company? Si tu respuesta es no, ahí va una más fácil: ¿Te suena el nombre de Elon Musk? Sí, ¿verdad? Bueno, pues The Boring Company es la última aventura tecnológica en la que el CEO de Tesla se ha embarcado: reinventar los túneles y transformarlos en lanzaderas que harán que nuestros coches se muevan a más de 200 km/h bajo tierra. Ahí es nada.

Las pruebas piloto del túnel de The Boring Company comenzaron a principios de año. Y, por lo que se puede ver en este vídeo y la foto (que abre esta noticia) publicados por Musk en su perfil de la red social Instagram, el proyecto va con viento a favor.

 

 

A Model S in The Boring Company tunnel being dug under Los Angeles (starting in Hawthorne)

Una publicación compartida de Elon Musk (@elonmusk) el

 

La imagen es de hace unos días, y muestra a un Tesla Model S dentro del túnel de The Boring Company cavado en Los Ángeles (su inicio se sitúa en Hawthorne). Por su parte, el vídeo tiene algo más de tiempo, y en él se pueden ver las pruebas del ascensor que bajará a los coches desde la superficie hasta el túnel en su lanzadera.

 

 

Testing The Boring Company car elevator

Una publicación compartida de Elon Musk (@elonmusk) el

 

Pero, ¿cuál es exactamente el proyecto de The Boring Company? Como te decía al inicio de esta noticia, crear una nueva infraestructura subterránea para que los coches puedan desplazarse por la ciudad a velocidades de 200 km/h y evitar así los atascos. La idea 
es instalar ascensores varios sitios de la ciudad. Así, el conductor pasará en un santiamén de las carreteras de la superficie, al tráfico de las lanzaderas subterráneas de The Boring Company.

La nueva aventura de Elon Musk: un túnel para el tráfico en L.A.

A Musk se le ocurrió esta idea en un atasco. Tras sopesar la idea durante un año, Elon Musk mandó un tuit en el que informaba de que sus planes de hacer un túnel en Los Ángeles deberían empezar en un mes. El mensaje en la red social Twitter decía: "Exciting progress on the tunnel front. Plan to start digging in a month or so" ("Excitante el progreso en el frontal túnel. Los planes son empezar a cavar en un mes").

 

Al ser preguntado por los lugares en que se construirá el túnel. Musk respondió: "Starting across from my desee at SpaceX". ("Empezará en mi escritorio, en SpaceX"). Y aunque alguno podía pensar que esta respuesta era en clave de humor, lo cierto es que el mismo Musk confirmó que su idea de construir el túnel iba en serio. La elección de las instalaciones de SpaceX tenía un motivo práctico: acelerar el proyecto y evitar trámites burocráticos.

Los proyectos megalómanos y algo inverosímiles de Musk son algo a lo que nos tiene acostumbrados. Desde el Hiperloop a la colonización de Marte con su SpaceX, más de uno puede pensar que sus empresas son irrealizables; pero Tesla es la prueba viviente de que, al menos a veces, logra lo que quiere.

 

Vídeo: cómo se desarrollan las obras del Hyperloop: 

Fuente: The Boring Company

 

Redactora

Comunicando, que es gerundio.