Skip to main content

Noticia

Motor

La DGT nos da los tres consejos clave para conducir con lluvia

La DGT nos da los tres consejos clave para conducir con lluvia

Este domingo ha entrado un frente en España y la semana que arranca hoy lo hace acompañada de precipitaciones generalizadas en buena parte de la Península. Un fenómeno meteorológico que para los conductores se convierte en uno de sus principales enemigos. Razón por la que la Dirección General de Tráfico (DGT) nos da los tres consejos clave para conducir con lluvia.

Toma nota: estas son las restricciones de circulación que la DGT tiene previstas para febrero

Aunque sabemos que las precipitaciones van a ser una constante, es complicado saber en qué momento concreto harán acto de presencia. A ese imprevisto hay que sumar la intensidad con la que caen, dos factores que pueden alterar el trayecto que estemos realizando en coche y, por corto que sea, convertirlo en una pesadilla al volante.

La tarea que la DGT encomienda a los copilotos

Nunca hay que subestimar la lluvia. No en vano, cuando llegan las primeras gotas y se mezclan con la suciedad acumulada en la carretera, el asfalto se convierte en un escenario muy deslizante que reduce la adherencia de nuestros neumáticos. Lo mismo ocurre en el extremo opuesto: el aquaplaning nos obliga a extremar la precaución para que esa leve pérdida de control no se convierta en algo mucho peor.

La DGT nos da los tres consejos clave para conducir con lluvia

Tres consejos de la DGT

En cualquier caso hay tres consejos de la DGT que podemos aplicar en el momento que detectamos las primeras gotas en el parabrisas y están relacionados con la velocidad, la distancia de seguridad y las luces.

1. Reducir la velocidad

Cuando empieza a llover tenemos que adecuar la velocidad a la situación y al estado del asfalto. Y es que cuando la carretera se moja no sólo cambian las condiciones de circulación, también se reduce la visibilidad. A esto hay que añadir la manera de realizar los movimientos al volante: a la hora de frenar, acelerar o llevar a cabo cualquier maniobra deberán ser progresivos y suaves.

La DGT nos da los tres consejos clave para conducir con lluvia

2. Aumentar la distancia de seguridad

En estas situaciones tenemos que incrementar la distancia de seguridad habitual porque con la lluvia aumenta. De esta manera no sólo podremos reaccionar mejor y más rápido ante cualquier imprevisto, también evitaremos el ‘efecto spray’. O lo que es lo mismo: el agua que sale disparada de las ruedas del coche que circula delante y que puede reducir nuestra visibilidad.

3. Encender las luces de cruce

El objetivo es ver y, al mismo tiempo, ser vistos. Para ello enciende las luces de cruce, pero nunca las largas: su reflejo sobre el asfalto mojado reduce la visibilidad. Si la lluvia aumenta de intensidad y la situación se complica puedes poner las luces antiniebla traseras: recuerda apagarlas cuando ya no sean necesarias para no molestar al resto de usuarios de la vía… y para no ser multado.

Etiquetas:

DGT

Y además