Skip to main content

Noticia

Coches 4x4

¿Cuál es mejor, Mazda CX-5 o Volkswagen Tiguan?

Mazda CX-5 vs Volkswagen Tiguan

Si estás pensando en comprar un SUV y dudas entre modelos como el CX-5 o el Tiguan, esto te interesa.

Los SUV representan ya una parte muy importante del total de los coches nuevos matriculados en nuestro país, tal y como demuestran las listas de los más vendidos. Así que si estás mirando qué coche comprar, es más que probable que entre tus candidatos haya vehículos de este tipo. Dos de los más interesantes son el Mazda CX-5 y el Volkswagen Tiguan, modelos que enfrentamos en este artículo para averiguar cuál de los dos resulta en teoría más interesante.

Rivales directos, CX-5 y Tiguan son dos de los modelos más exitosos de Mazda y Volkswagen, especialmente en el caso del fabricante nipón, pues este todocamino se sitúa como su coche más popular en España por delante del Mazda CX-3 y del Mazda3. El pasado mes de octubre, por ejemplo, la firma japonesa logró matricular 680 unidades, dato positivo pero que queda lejos de las 1.542 matriculaciones registradas por el Tiguan (contando la versión normal y el Tiguan Allspace) en ese mismo periodo.

Si atendemos a los 10 primeros meses del año, esa diferencia a favor del alemán se mantiene, pues del Tiguan se han vendido 13.735 unidades frente a las 5.176 del CX-5. Pero que Volkswagen logre comercializar más ejemplares de este SUV no significa necesariamente que sea mejor que su rival en este artículo. Para averiguar cuál interesa más, Mazda CX-5 o Volkswagen Tiguan, hay que profundizar un poco más allá de unos simples datos de matriculaciones y para ello empezamos comparando sus carrocerías

Mazda CX-5 vs Volkswagen Tiguan: dimensiones exteriores y habitáculo

Metro en mano, uno se da cuenta de que el Mazda CX-5 y el Volkswagen Tiguan poseen unas dimensiones exteriores muy similares. El modelo de la firma de Hiroshima alcanza una longitud de 4,55 metros frente a los 4,48 de su oponente, la anchura se sitúa en 1,84 metros frente a 1,83, la altura en 1,67 frente a los 1,63 metros del Volkswagen y la distancia entre ejes llega a los 2,7 metros en el japonés en comparación con los 2,68 del alemán.

Como has podido comprobar, el CX-5 es ligeramente más grande que el Tiguan si atendemos a sus dimensiones exteriores. En términos de diseño, cada uno sigue las pautas estéticas de sus respectivos fabricantes, apostando por una imagen quizá algo más dinámica en el caso del Mazda y por un aspecto más tradicional en el Volkswagen. Aunque eso sí, esto varía en función del acabado en este último, ya que las variantes más deportivas tienen un aspecto más dinámico y agresivo.

Si abrimos las puertas y accedemos a los habitáculos, nos encontramos con interiores espaciosos en ambos casos y con capacidad para transportar hasta cinco pasajeros y su respectivo equipaje. Sin embargo, el hecho de que el VW se ofrezca además de en versión normal como Tiguan Allspace (prueba), con una carrocería 22 cm más larga y un interior con siete asientos, aumenta su versatilidad… lo malo que también su precio.

Donde sí se aprecian diferencias, a pesar de que el Mazda sea ligeramente más grande por fuera, es en el maletero, que es más grande en el Tiguan: 520 litros frente a 477 con cinco asientos en uso. Este dato se torna favorable para el CX-5 en el momento en el que abatimos la segunda fila de asientos, en cuyo caso las cifras alcanzan los 1.620 litros en el modelo nipón y los 1.510 en el europeo.

Mazda CX-5 vs Volkswagen Tiguan: motorizaciones

El Tiguan y el CX-5 también son similares en lo que respecta a la gama de motores, pues ambos están disponibles con una selección de bloques turbodiésel y gasolina, sistemas de tracción delantera o a las cuatro ruedas y cambios manuales o automáticos. Pero en lo que a variedad entre la que elegir se refiere, es el Volkswagen el que está por delante, pues su rango de potencia va desde los 115 hasta los 240 CV frente a los entre 150 y 194 CV que puede tener su oponente.

Pero esto puede verse desde otra perspectiva, porque significa que las versiones de acceso del Mazda CX-5 son más poderosas que las del Volkswagen Tiguan y eso sí puede resultar clave para algunos usuarios si añadimos además el hecho de que el Mazda es más barato que el Volkswagen. El Tiguan más asequible monta un propulsor 1.4 TSI con 125 CV de potencia y cuesta 27.310 euros; el Mazda CX-5 más barato arranca en 24.090 euros con motor 2.0 SKYACTIV-G de gasolina y 165 CV de potencia.

Si igualamos más la potencia del Volkswagen Tiguan y damos el salto al bloque 1.4 TSI de 150 CV con desactivación de cilindros, la diferencia de precio se incrementa todavía más. Lo bueno es que, aunque siga siendo menos potente que el CX-5 mencionado, con este bloque es más veloz tanto en términos de aceleración como de velocidad punta y además consume menos combustible: 5,7 l/100km frente a 6,4 l/100km de media combinada.

Y hablamos de los bloques de gasolina porque al fin y al cabo son los que en estos momentos más están buscando los compradores: la prueba está en que en octubre el 47,7% de todos los coches matriculados equipaba una mecánica de este tipo frente a los 45,8% de cuota de mercado de los bloques diésel (el porcentaje restante corresponde a los híbridos y coches eléctricos). Sea como sea, otra característica diferenciadora entre el CX-5 y Tiguan atañe a las transmisiones automáticas, ya que en el segundo son cajas de cambios de doble embrague y en el primero convertidores de par más tradicionales.

Mazda CX-5 vs Volkswagen Tiguan: equipamiento y acabados

La calidad de los acabados y de los materiales empleados en los interiores del CX-5 y Tiguan es muy buena en ambos casos, con superficies agradables al tacto, buenos ajustes y total ausencia de ruidos o vibraciones en este sentido. El equipamiento puede ser muy amplio también, con múltiples acabados entre los que elegir. Una diferencia en este sentido es que en el Volkswagen hay muchas más opciones que en el Mazda, que aumenta la dotación de serie mediante los acabados y packs opcionales.

Los Volkswagen Tiguan que se comercializan en España vienen de fábrica con el sistema de frenada automática de emergencia con detección de peatones, la alerta por cambio involuntario de carril, un capó que se eleva en caso de atropello o el airbag de rodilla, entre otros. Esta lista se puede incrementar considerablemente tirando de opciones con elementos como el Head-Up Display, una pantalla de 12,3 pulgadas para el cuadro de mandos o el sistema de apertura y cierre automático del maletero, que además se puede operar mediante un simple movimiento del pie.

El CX-5, por su parte, viene de serie desde el acabado más básico con elementos como el climatizador bizona, sensor de iluminación y de lluvia, faros de ledes en todas sus funciones o el sistema multimedia MZD Connect con pantalla táctil de 7 pulgadas. En función del acabado o de los paquetes escogidos, también puede contar con sistemas como la alerta de ángulo muerto, de cambio involuntario de carril, el asistente de frenada de emergencia, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico o el Head-Up Display, entre otros.

Conclusión, ¿Mazda CX-5 o Volkswagen Tiguan?

Prueba Mazda CX-5

Atendiendo a todo lo que hemos dicho hasta ahora, la opción más lógica es el Mazda CX-5. Es más barato de adquirir, tiene más potencia y ofrece un comportamiento dinámico que no solo no tiene nada que envidiar al de su oponente en este duelo, es que me atrevería a decir que es de lo mejorcito del segmento por el equilibro que ofrece entre agilidad de reacciones y confort de marcha. Con esto no queremos quitar mérito al Tiguan, que es un excelente producto y cualquiera que se compre uno estará encantado, pero como solo puede haber un vencedor…

Lecturas recomendadas