Logo Autobild.es

Crean un módulo configurable con una pila de combustible, una batería y un motor eléctrico de 272 CV que podría ser la mejor solución de movilidad

Módulo configurable con una pila de combustible de hidrógeno de Viritech
Foto del redactor Álvaro Escobar

Una empresa británica ha desarrollado un módulo configurable con una pila de combustible de hidrógeno, una batería y un motor eléctrico que produce una potencia de 272 CV. Ya está listo para funcionar. 

Mientras el coche eléctrico sigue progresando y se siguen buscando nuevas soluciones que mejoren los tiempos y la infraestructura de recarga, no se abandonan otras tecnologías que ayuden a avanzar hacia la movilidad sostenible. Un nuevo ejemplo nos llega desde Reino Unido, con este módulo configurable con una pila de combustible, una batería y un motor eléctrico de 272 CV.

La compañía Viritech ha presentado un nuevo módulo configurable destinado a acelerar el avance de los vehículos eléctricos de pila de combustible de hidrógeno y que, según afirma, está "listo para funcionar".

El módulo en cuestión incluye todos los componentes esenciales y puede adaptarse a diferentes tipos de vehículos, desde turismos hasta vehículos comerciales ligeros, pasando por SUV y todoterreno.

Como recoge CarScoops, este módulo configurable se denomina VPT60N y consta de una pila de combustible, un depósito de hidrógeno, un paquete de baterías, un motor eléctrico y una transmisión, es decir, todo lo necesario para que un vehículo funcione con hidrógeno. 

Crean un módulo configurable con una pila de combustible, una batería y un motor eléctrico de 272 CV que podría ser la mejor solución de movilidad

El grupo objetivo son los fabricantes de automóviles, los proveedores de primer nivel y los organismos de investigación especializados en el desarrollo de sistemas de propulsión mediante pilas de combustible de hidrógeno (FCEV).

El VPT60N se ofrece sin homologar para su uso en prototipos, pero el equipo de ingeniería de Spiritech puede ayudar a otras compañías a desarrollarlo e integrarlo en vehículos FCEV totalmente homologados. 

Dodge Challenger

En ese contexto, el paquete de baterías y los depósitos de hidrógeno están disponibles tanto en forma estandarizada como a medida, por lo que pueden ser compatibles con cualquier tipo de vehículo.

La pila de combustible de 60 kW está conectada a un sistema de almacenamiento de hidrógeno de 350 bares con una capacidad de 6 kg. La energía se almacena en un paquete de baterías de 16 kWh (400 V) que incluye un sistema de gestión y componentes de refrigeración. 

Dependiendo de las circunstancias, el sistema de gestión de energía Tri-Volt de la empresa varía el reparto entre la pila de combustible y la batería.

En cuanto al motor eléctrico, que incluye el inventor y la unidad motriz, produce hasta 200 kW (272 CV) de potencia y 4.100 Nm de par máximo en el eje.

Una gama de pilas de combustible de hidrógeno en camino

Módulo configurable con una pila de combustible de hidrógeno de Viritech

Viritech dice que al VPT60N se unirá en el futuro una familia de sistemas de propulsión de pila de combustible. Entre sus socios se encuentra Briggs Automotive Company, que está desarrollando una versión FCEV del deportivo BAC Mono.

Ya en 2022, Spiritech mostró el Apricale que ves en la foto de arriba, un superdeportivo diseñado por Pininfarina y propulsado por hidrógeno, que estaba destinado a una producción limitada de 25 unidades, aunque se desconoce su destino. El año pasado, la empresa lanzó una campaña de crowdfunding como parte de una convocatoria abierta a inversores.

Conoce cómo trabajamos en Autobild.

Etiquetas: coche de hidrógeno, Tecnología