Noticia

Crash-test a caravanas: el riesgo no 'pilla' vacaciones

Luis Meyer

21/07/2015 - 08:00

Viajar en dentro de una caravana comporta muchos más riesgos de los que crees. Lo comprobamos en los 'crash-test' de Dekra.

“Cariño, tengo sed. ¿Me alcanzas una Coca Cola de la nevera?” ¡Alto! En AUTO BILD te pedimos que por favor, “cariño”, no se te ocurra hacerlo. Esta práctica, llevada a cabo dentro de una caravana, puede llevar a situaciones catastróficas, según los ‘crash-test’ llevados a cabo por DEKRA en este tipo de vehículos. 

¡No te pierdas este vídeo del 'crash-test' más bestia!

La situación planteada es como sigue: papá conduce la autocaravana por ciudad, se encuentra de pronto con un atasco en un cruce y no puede evitar colisionar contra el coche de delante a 50 km/h. Si papá y mamá van sentados en las plazas delanteras con el cinturón de seguridad puesto, no pasa nada. Pero en la zona de detrás, la situación se torna dramática. Si allí fuera su hijo, por ejemplo un niño de 10 años, saldría disparado a través del espacio interior de la caja y se golpearía la cabeza, por ejemplo, contra la base de la mesa, para quedar esparcido por el suelo. Los daños en la columna y el cuello pueden ser letales.

Aunque viajes detrás, siempre con cinturón

Otro pasajero que, por ejemplo, leyera el periódico en una de las mesas, golpearía el pecho contra su base. Los platos y vasos, si no van bien sujetos, también volarían por la estancia. “Un accidente así con una autocaravana puede tener consecuencias dramáticas”, nos cuenta el especialista de DEKRA. 

En el caso que plantean, objetos como los platos no van bien fijados, y los ocupantes de la zona de vivienda, tampoco. “En un choque así, el efecto del impacto puede ser que el peso de tu cuerpo pese 40 veces más por el efecto del impacto”, nos dice. 

¿Cómo evitar esto?

1) Fijar bien los objetos más pesados, a ser posible en el suelo.

2) Durante el viaje, todos los ocupantes deben ir sentados con el cinturón de seguridad.

3) La autocaravana no debe ir en ningún caso sobrecargada, y los neumáticos no pueden tener nunca más de seis años. Y por supuesto: ni se te ocurra levantarte a coger un refresco.

Como puedes ver en nuestra galería, una colisión a 60 km/h contra una caravana también es dramática. ¿Existe alguna solución a esto? Desde DEKRA nos cuentan que el conductor que lleve una caravana enganchada debe estar bien formado para ello, y que se deben tener en cuenta algunas precauciones para mantener el control en la medida de lo posible a la hora de evitar impactos. Por ejemplo, que la carga dentro de la caravana vaya bien colocada, con los objetos pesados en el suelo y lo más cerca de posible de los ejes. 

Lecturas recomendadas

Buscador de coches