Skip to main content

Noticia

Motor

El coronavirus empieza a parar fábricas de coches en España

Fujitsu Málaga

El coronavirus está empezando a afectar a la actividad económica de nuestro país. Tras la cancelación del Mobile World Congress que se iba a celebrar en Barcelona, ahora ha sido la fábrica de Fujitsu la que ha tenido que parar su producción. Según informa Reuters, la línea de producción que da forma a los sistemas de audio destinados a los coches ha sido suspendida… y parece que no será la única.

La fábrica de Málaga es propiedad mayoritaria del proveedor japonés Denso y Fujitsu tiene una participación. El principal cliente del mundo del motor que tiene esta planta es Toyota al que proporciona suministros para sus fábricas de Francia, Reino Unido y Rusia.

Fujitsu Málaga

A partir del 16 de marzo

La línea de producción encargada de ensamblar componentes de audio será la primera que se paralice. Lo hará a partir del 16 de marzo, tal y como ha declarado la directora de la fábrica, Blanca Hermana: “Estamos trabajando para no tener que parar y eso es lo que esperamos. Pero hemos tomado las medidas preventivas para hacer frente a esta situación ya que los componentes están llegando con gran dificultad”.

Esta interrupción perjudicará a 38 empleados. La suspensión de otras líneas, que en su mayoría hacen electrónica para automóviles, podría llegar a afectar a 336 de los 449 trabajadores que hay en la fábrica de Málaga, según Diario Sur. Una información que concordaría con la noticia que ha adelantado la Cadena Ser.

Fujitsu Málaga

Un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE)

Según la citada emisora, Fujitsu ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) a esos 366 trabajadores debido al coronavirus. Según ha explicado la compañía tecnológica, la falta de piezas que llegan desde China les impide mantener las líneas de producción de la fábrica. No en vano, la mayor parte de los componentes necesarios para fabricar vehículos en España se producen allí y aunque los proveedores han reanudado el trabajo, las entregas tardarán en llegar a nuestro país entre tres y cinco semanas.

El ERTE ya estaría firmado. Por lo tanto, la suspensión entrará en vigor el 2 de marzo y estaría vigente hasta el 17 de mayo. Una medida que afectará a 129 técnicos y 237 especialistas que recibirán una parte de sus sueldos hasta que la situación vuelva a la normalidad.

Etiquetas:

Industria

Y además