Skip to main content

Noticia

Tecnología

La comunicación entre vehículos reducirá los atascos

La comunicación entre vehículos reducirá los atascos

La comunicación inteligente entre vehículos permite una gestión segura y eficiente de la conducción: mejora la congestión del tráfico, la seguridad y la calidad del transporte. El sistema VRAIN, desarrollado por Cellnex Telecom en colaboración con Applus Idiada, permite conectar al vehículo con su entorno en tiempo real gracias a una comunicación directa e inalámbrica entre vehículos y con la infraestructura vial.

La comunicación inteligente entre vehículos y con el entorno es una fase más de la revolución del coche conectado. Cellnex Telecom y Applus Idiada se han unido para desarrollar VRAIN, un sistema que permite la comunicación directa y en tiempo real entre vehículos (V2V, Vehicle‐To‐Vehicle) y con la infraestructura (V2I, Vehicle‐To‐Infraestructure).

En esta primera fase piloto del proyecto, la aplicación de VRAIN está destinada a mejorar la seguridad en los test que las marcas de automóviles realizan a sus modelos en la pista de pruebas que tiene Applus IDIADA en Tarragona. En este entorno controlado se practican un gran número de pruebas a velocidades de 150-250 km/h.

El sistema VRAIN de Cellnex y Applus Idiada

Hasta ahora, en las pistas de pruebas los controladores avisaban al conductor de las incidencias, actuaciones incorrectas o situaciones de peligro a través del contacto visual y por voz. se valían del contacto visual y por voz. Un procedimiento que cuenta con un inconveniente importante, la limitación de visión desde la torre o en la conexión de las llamadas.

Con el sistema VRAIN se pone solución a esta situación gracias a la comunicación inteligente, constante y autónoma entre los vehículos y la infraestructura de comunicaciones. Este proyecto permite la transmisión bidireccional de datos en tiempo real, la configuración de los vehículos desde los centros técnicos de los fabricantes y proveedores, y el ensayo de las tecnologías cooperativas de comunicación entre vehículos.

El equipo VRAIN utiliza el GPS y las comunicaciones vehículo a vehículo (V2V) para detectar y monitorizar el posicionamiento de los automóviles. Esta conectividad permite predecir las trayectorias individuales de cada coche y las posibles colisiones inminentes para que el conductor reaccione a tiempo y evite el accidente. En el caso de un posible impacto, el sistema alerta al conductor mediante señal visual y acústica aunque también está diseñado para minimizar las falsas advertencias. Las alertas se activan únicamente con vehículos que circulan en el mismo carril y por debajo de ciertos umbrales “de tiempo hasta la colisión”.

Entre las funciones del sistema están mejorar la calidad del transporte, la congestión del tráfico y la seguridad vial ya que prodrán prevenir accidentes en carretera anticipándose a ellos. También es capaz de detectar si los otros vehículos frenan, cambian de carril o aceleran para realizar la maniobra más adecuada.

El sistema VRAIN se ofrece a las marcas de automóviles para que lo prueben durante los test de sus modelos en la pista de pruebas de Applus IDIADA en Tarragona.

Lecturas recomendadas