Noticia

Cómo evitar que el diésel se congele

Cómo evitar que el diésel se congele

Noelia López

21/12/2015 - 14:49

Cuando arrecia el frío, el diésel se congela, al menos, si la temperatura baja de los -15ºC. Aquí puedes averiguar por qué se congela el diésel y un truco para evitar este efecto.

Para los que viven en zonas de frío extremo, saber que el diésel se congela es algo que se tiene tan completamente asumido que se vigila constantemente en cuanto llegan los meses de frío. Sin embargo, mucha gente no conoce este fenómeno cuando decide viajar a zonas donde las temperaturas mínimas bajan de los diez grados bajo cero por la noche y sin preguntarse si está su coche preparado para el inverno. A día de hoy, con esta especie de verano perenne parece difícil que ocurra, pero tranquilo que el frío llegará y cuando lo haga es bueno tener en cuenta cómo evitar que el diésel congele.

No te pierdas: “Cómo proteger tu coche del frío

Menos mal que el fenómeno de la congelación del diésel se conoce desde antiguo, al menos, de antes de que el escándalo de las emisiones de VW haya traído la demonización total del gasóleo. Una pena, porque en estos momentos puede repostarse el diésel a menos de un euro. A lo mejor alguno lo recuerda más barato que ahora, pero te aseguro que dentro de algún tiempo éste sí va a ser un recuerdo lejano.

¿Por qué se congela el gasóleo?

El diésel está formado por varios elementos, entre ellos la parafina, un compuesto que aumenta el poder calorífico del combustible pero que en condiciones de temperaturas superbajas se puede llegar a solidificar formando pequeños cristales de parafina. Esto produce que muchos coches de personas que suben incluso a las mejores estaciones de esquí, ya que allí casi todos los parkings están a la intemperie, aparezcan inutilizados por la mañana porque el diésel se ha congelado.



¿Qué pasa si se congela el diésel?

No pienses que con el frío el depósito de combustible se vaya a convertir en un gigantesco cubito de hielo: la consecuencia de la solidificación de la parafina es un aumento de la densidad del combustible que termina bloqueando el filtro del combustible y provoca la parada del motor. La solución no es rápida porque tienes dos opciones: llevar el coche a un taller o esperar a que salga el sol si es que aparece y, en ese caso, aguardar a que el calor, poco a poco, haga su trabajo.

¿Cómo evitar que el diésel se congele?  

La manera de evitar que el diésel se congele en tu depósito en circunstancias de mucho frío es combatir la formación de estos cristales utilizando productos que bajen el punto de neblina o de congelación (se puede comenzar a producir a partir de los 12 grados bajo cero). Estos productos suelen estar basados en queroseno (este no se congela hasta los 47 grados bajo cero, de ahí su utilización en el mundo aeronáutico). Se suelen vender como aditivos especiales o bien, en zonas de frío, el diésel que venden en las gasolineras de las marcas tradicionales ya lo incorpora.



Un truco para evitar la congelación del gasóleo es mezclar el diésel con gasolina, esta no debe superar nunca el 10% del total, es decir, 6 litros de gasolina para 60 litros de gasóleo. Si conduces un todoterreno con depósito más grande, puedes echar un poco más, pero no sobrepases los ocho litros. Por cierto, si no quieres pasar demasiado por la gasolinera, aquí tienes una lista con los SUV que menos consumen.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches

Más de Consejos de conducción en invierno

Cómo conducir con niebla

¿Sabes cómo conducir con niebla? En este artículo te damos las claves y una serie de consejos para practicar…