Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Cómo convertir un coche clásico en coche eléctrico

Enchufe

¿Qué cuesta? ¿Qué complicaciones tiene?

El coche eléctrico sigue ganando adeptos. Cada vez más clientes confían en este tipo de movilidad, un paso que tarde o temprano daremos todos. Con un auge de estos vehículos, la idea de convertir un coche clásico en eléctrico le ronda la cabeza a cada vez más clientes. ¿Cómo podemos convertir un coche clásico en coche eléctrico? ¿Qué cuesta? ¿Qué complicaciones tiene?

No te pierdas todas las novedades de 2019

¿Qué precio tiene?

La compra de un coche eléctrico sigue suscitando severas dudas por la autonomía del vehículo y el precio de partida del modelo, entre otras. Pese a recibir diferentes ayudas, el coche eléctrico no es barato, y aunque la democratización de esta tecnología esté materializándose, no todos pueden acceder a este tipo de vehículo.

VÍDEO: ¿Cuántos tipos de coches eléctricos hay?

Con esta idea, comprar un “kit de conversión” para nuestro coche clásico y convertir ese modelo que ya no utilizamos y que contamina una barbaridad en un eléctrico limpio y de tecnología moderna parece ser una decisión lógica. Aunque, tiene su letra pequeña. En nuestro país, es necesaria una homologación, un trámite que te saldrá por un precio de unos 25.000 euros. ¡Una burrada! Si bien, es cierto que ciertas empresas transformarán tu vehículo y lo homologarán por un precio menor, aunque la rebaja no será importante.

¿Qué complicaciones tiene?

La conversión de un coche clásico en eléctrico no es nada sencilla. Además de montar el propio motor eléctrico, cargador de baterías, controlador y demás, necesitamos saber dónde irán colocadas las baterías. Normalmente, la batería está diseñada para un coche en concreto, y su ubicación tendrá en cuenta el reparto de pesos a fin de afectar lo menos posible a su dinámica.

Otro punto importante de esta conversión llega cuando intentamos conectar caja de cambios y parte eléctrica. Para ello se necesitan piezas específicas, y si tenemos que diseñar estos elementos el coste subirá. Por último, y no menos importante, nos encontraríamos con el diseño del cableado. Todo ello debe tener un estudio minucioso, pues los cables de alta tensión tendrán que estar aislados de manera correcta y su paso estudiado al detalle.

Lecturas recomendadas

Más de Coches históricos: todo sobre los clásicos que nos apasionan