Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

Coches míticos solo para verdaderos amantes del motor: Seat Panda Terra

seat panda terra

El Seat Panda Terra es uno de esos coches míticos solo para verdaderos amantes del motor, un coche especial y muy exclusivo derivado del icónico Panda.

El Seat Panda tal vez sea, junto al mítico 600, uno de los coches que más representa a la España de segunda mitad del siglo XX. Este pequeño y económico segmento A derivada directamente del Fiat Panda, con el que compartía casi todos sus atributos. Sin embargo, en nuestro mercado hubo algo bastante exclusivo, una versión pick-up descapotable: el Seat Panda Terra.

Diseñado para rivalizar con el Renault 4 y el Citroën 2CV, el Panda se creó como un coche para la ciudad y el campo, robusto, sencillo y muy económico. Formaba parte de la estrategia del “todo adelante” de Fiat (motor, transmisión y tracción), y se situaba inmediatamente por debajo en la gama del modelo 127.

La historia del Seat Panda: el predecesor del Marbella en la época Fiat

Llegó en dos versiones, el Panda 30, un bicilíndrico de 652 cm3 y 30 CV; y el Panda 45, que ofrecía el motor del 127 con 903 cm3, cuatro cilindros y 45 CV. Sin embargo, la versión de acceso, el Panda 30, no llegó a ofrecerse en España, y su lugar en la gama lo ocupó el Panda 35, con un motor de 843 cm3 y 34 CV que compartía con el Seat 850 y el Seat 133.

En 1982 se presenta la primera versión que ampliaba la gama del Panda, el Seat Panda Marbella. Esta variante lucía algunos cambios a nivel estético, incluyendo faros antiniebla, pintura metalizada, ventanillas traseras practicables, nuevos asientos y una parrilla de plástico negro.

Coches míticos solo para verdaderos amantes del motor: Seat Panda Terra

VIDEO

SEAT PANDA: 40 años

Pero la gran novedad se presentó en el Salón de Barcelona de 1983, donde se dieron a conocer dos versiones descapotables, una con un techo corredizo y otra como una especie de pick-up con cerramiento de lona y una estructura tubular, el Panda Terra, según explican los compañeros de La Escudería.

Se trata de un coche con un enfoque lúdico que tuvo una gran aceptación. Aunque Seat lo presentó lo presentó como un coche propio y lo fabricó en exclusiva en su planta de Martorell, lo cierto es que un año antes el carrocero Emelba ya había presentado un modelo similar, el “Pandita”, y también se había dado a conocer el Fiat Panda Penny, obra del carrocero italiano Fissore.

Aunque ninguno de los dos llegó oficialmente a una producción en masa, el Seat Panda Terra se ofreció como una variante oficial ensamblada por Seat. Este modelo en concreto se puede considerar como una variante pick-up de techo abierto del Panda, con algunas modificaciones interesantes.

seat panda terra

Seat lo convirtió en un vehículo mixto, con un portón trasero reemplazado por una simple cadena metálica, así como una estructura tubular que protegía toda la parte trasera del Panda Terra, donde había un banco de asientos y un pequeño compartimento para el maletero.

Para cubrirlo todo, Seat diseñó una capota de lona con ventanas que se sujetaba a la carrocería mediante cuerdas y enganches. El resto de elementos eran idénticos a la versión básica del Panda, excepto la parrilla delantera que se reemplazó por la del Marbella.

El Seat Panda Terra estaba equipado con el ya mencionado motor de cuatro cilindros y 903 cm3 del 127, con 45 CV de potencia. Atrás, los asientos traseros se podían abatir para aprovechar toda la capacidad de carga del vehículo.

Fuente: La Escudería

Etiquetas:

Coches urbanos

Y además