Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Un clásico de 1949 con el sistema de propulsión de un Tesla

Mercury Coupé 1949
ICON, un preparador especializado con sede en California, ha creado un clásico de 1949 con el sistema de propulsión de un Tesla. Toda una proeza.

Unir el pasado y el presente es un arte al alcance de unos pocos, y ICON, un especialista con sede en California (Estados Unidos) ha sido capaz de desarrollar un clásico de 1949 con el sistema de propulsión de un Tesla. El vehículo en cuestión es un Mercury Coupé de 1949, el cual esta compañía ha conseguido modificar para convertirlo en un coche eléctrico sin que pierda la esencia de clásico americano que tanto nos gusta.

No te pierdas: Los Tesla podrán sonar como pedos, cocos o cabras

Según relatan los compañeros de Jalopnik, donde también encontrarás un amplio repertorio de imágenes del Mercury eléctrico de 1949, Jonathan Ward, la persona detrás de ICON, ha logrado conservar el estilo clásico incluyendo parte de la pintura original con la pátina característica de un coche con 70 años, con un avanzado sistema de propulsión totalmente eléctrico heredado de un Tesla Model S.

Un clásico de 1949 con el sistema de propulsión de un Tesla

Esta criatura ha sido equipada con un motor eléctrico de 400 CV que es alimentado por una batería de alto rendimiento con 85 kWh. Mientras tanto, el habitáculo se ha conservado en su estado estrictamente original, con ese ambiente de finales de los años 40 que ha sido restaurado para convertirlo en un coche funcional. Todo lo que se esconde bajo su carrocería oxidada, ha sido modificado o reemplazado por elementos nuevos.

Vídeo: coche eléctrico, los mejores consejos para conducirlo correctamente:

ICON, además del sistema de propulsión eléctrico, logró instalar una nueva suspensión y crear un chasis a medida para albergar tanto la batería como el nuevo motor de Tesla, que reemplaza al enorme V8 que debería darle vida a este Mercury clásico. El trabajo realizado era más un ejercicio de construir una línea de transmisión eléctrica y colocar la carrocería del coche clásico al su alrededor, en lugar de realizar un simple swap de motor térmico a motor eléctrico.

La batería se extrajo de un Tesla Model S P85D siniestrado, y ICON tuvo que trabajar para que la distribución de peso fuera la idónea. 

Fuente: Jalopnik

Todo sobre Tesla

Acabados de Tesla Model S 2017 más populares:

Todo sobre Tesla Model S

Y además