Noticia

Coches 4x4

Citroën Cactus: nos subimos al coche de la nueva era

Alejandro Palomo

05/09/2013 - 08:13

El Citroën Cactus, que será presentado en el Salón de Frankfurt, no es un concept más de la marca francesa, sino que anticipa la nueva línea C de Citroën, basada en la simpleza y renunciando a lo superfluo para centrarse en lo que realmente necesita y quiere el cliente. AUTOBILD.ES se ha subido al Cactus antes de su estreno en Frankfurt.

El Citroën Cactus es en realidad una vuelta de tuerca del concepto Citroën C-Cactus, que fue presentado en el Salón de Frankfurt de 2007. Ese ejercicio de diseño dio mucho que hablar en su momento a propios y extraños. Y es que la marca francesa aprovechó este concept para lanzar una reflexión en voz alta a la espera de recibir respuesta de los clientes: ¿cuáles son las nuevas expectativas de los automovilistas? ¿Qué prestaciones cuentan realmente? En suma se trataba de conocer qué demandaba el cliente final, un ejercicio atrevido, arriesgado, innovador, pero con muy buenos resultados en otros campos: poner el foco en el cliente y no en el producto. Todo un reto.

Y fruto de ese 'feedback' (retroalimentación, en español), de todos esos comentarios y la recogida de necesidades insatisfechas por parte de Citroën, los ingenieros y los diseñadores de la marca francesa han creado el Cactus, un coche que es cualquier cosa menos un automóvil convencional y que será presentado en el Salón de Frankfurt 2013

La primera impresión que me he llevado al verlo en vivo y en directo ha sido un "¡guau!" mental. Y es que el Citroën Cactus, que parece un crossover futurista y mide 4,21 metros de largo y 1,75 m de ancho y una batalla de 2,61 m‚ tiene toda la apariencia de ser un concept de salón, un ejercicio de diseño que normalmente se queda en eso: un ejercicio. Pero cuando el responsable de Diseño del Citroën Cactus, Mark Lloyd, afirma que el modelo definitivo de serie, que será lanzado en febrero de 2014 y fabricado en la planta de PSA en Villaverde (Madrid), será casi idéntico al concepto, la cosa cambia‚ y mucho. 

Y es que, como explicó Julien Montarnal, director de Estrategia de Futuro de Citroën, el Citroën  Cactus es "una declaración de principios" de lo que será la futura línea C de Citroën: "quedarse con lo esencial y optimizarlo todo para alcanzar una forma de perfección natural",, como fueron en su momento el Citroën 2CV o el Mehari, pero con varias dácadas de evolución. Y efectivamente, si por algo se puede definir el Citroën Cactus es por ser la simplificación sobre ruedas, entendiendo la 'simpleza' como lo contrario a lo complicado: donde otros coches van sobrecargados de 'gadgets' tecnológicos, botones de todo tipo que producen estrés, en el Cactus tanto en el exterior como sobre todo en el interior solo hay líneas puras y superficies planas. Por ejemplo, el puesto de conducción es un salpicadero tan sencillo como el de un Seat Panda -siempre me acordaré del chiste "tienes menos detalles que un Panda-"‚ por lo que el velocímetro y los otros relojes se hallan en una pantalla electrónica detrás del volante. Además, en el centro del salpicadero hay otra pantalla que muestra el navegador, sonido, etc. Pero lo más llamativo es la guantera, que es enorme y capaz de llevar dos botellas, debido entre otros motivos porque el airbag del pasajero va instalado en el techo. La sencillez, evitando lo superfluo, explican los diseñadores, permite que el conductor se concentre en la carretera y no se distraiga.

El Citroën Cactus tiene un 'sofá' en vez de asientos delanteros

Otro aspecto destacado del Citroën Cactus es que en vez de asientos delanteros partidos cuenta con una suerte de sofá. El objetivo de los diseñadores era recrear un espacio tranquilo, sencillo, sin complicaciones ni complejos, como cuando estás en casa, auténtico bienestar rodante.

Por fuera, el Cactus también ofrece soluciones innovadoras, como el 'Airbump', un elemento gráfico patentado por la marca francesa que va insertado en los flancos y los paragolpes y cuyo objetivo es hacer las veces de embellecedor protector. Y es que el 'Airbump' es en realidad una especie de plancha con burbujas de aire que evita arañazos en la carrocería producidos por los carros de la compra de hipermercados, por ejemplo.

Y bajo el capó también hay innovaciones, pues el Citroën Cactus monta la cadena de tracción Hybrid Air, una solución 'full hybrid' que asocia el aire comprimido y la hidráulica con un motor de gasolina de la familia Pure Tech. Con esta mecánica, el Cactus anuncia un consumo de menos de 3 l/100 km.

El Citroën Cactus es el primero de la nueva línea C

Pero lo más destacado del Citroën Cactus es que, como decía al principio, es la declaración de principios de la nueva línea C, lo que quiere decir que junto a la línea premium DS habrá una línea sencilla y asequible, con lo esencial y que poco a poco irá sustituyendo a los modelos de la gama C. Toda una vuelta de tuerca para una marca generalista. El primer modelo de esta nueva línea C se llamará el Citroën C4 Cactus, para diferenciarse del portfolio vigente.

Aquí tienes todas las novedades del Salón de Frankfurt 2013.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Alejandro Palomo

Alejandro Palomo

Colaborador

No concibo una vida sin coches. Desde los 18 son mi forma de vida y espero que lo sean siempre. Como buen aficionado los clásicos empiezan a llamarme

Todo sobre Citroën

Citroën

Modelos de Citroën más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches

Más de Salón del automóvil de Frankfurt 2013