Skip to main content

Noticia

Citroën C4 Cactus, ¿diésel o gasolina?

Citroën C4 Cactus diésel o gasolina

¿Qué interesa más, el Citroën C4 Cactus diésel o gasolina? Vamos a arrojar algo de luz si estás pensando en comprar el SUV de la firma de los dos chevrones.

Tres razones para comprar un coche diésel

¿Pensando en comprar un Citroën C4 Cactus? Entonces quizá te encuentres en la disyuntiva entre elegir un motor diésel o gasolina para el SUV de la compañía gala. La elección de una mecánica es un proceso complicado, ya que debe ser el apropiado para cumplir con todas tus necesidades. Por ello, ¿qué interesa más, el Citroën C4 Cactus diésel o gasolina?

No te pierdas: Prueba Citroën C4 Cactus 2018 Puretech 130

El C4 Cactus acaba de ser sometido a una completa renovación que ha afectado a nivel estético, mecánico y tecnológico. Gana enteros y apuesta por una imagen mucho más estilizada y personalizable con hasta 31 combinaciones de colores exteriores diferentes y cinco llantas de aleación. El interior muestra menos cambios, pero incluye tecnologías como el sistema de frenada de emergencia autónoma, el reconocimiento de señales de tráfico y el sistema de advertencia de atención al conductor. La suspensión Progressive Hyudaulic Cushion es otra de las principales novedades, mientras que a nivel mecánico se introdujeron otras dos opciones de motor.

Citroën C4 Cactus, ¿diésel o gasolina?

Tras conocer los principales cambios que presenta en este 2018 el superventas de Citroën, es el momento de analiza más en profundidad la gama de motorizaciones, la cual está compuesta por hasta cuatro propulsores diferentes entre gasolina y diésel, con una clara ventaja para los primeros sobre las unidades de gasóleo.

Vídeo: Así es el nuevo Citroën C4 Cactus, ¿sorprendido?:

Entre las opciones de gasolina encontramos el famoso motor tricilíndrico 1.2 PureTech con tres versiones diferentes. La primera es de aspiración natural y entrega 82 CV de potencia, mientras que la segunda y la tercera incluye turboalimentación y las potencias pasan a ser de 110 y 130 CV. Con un par motor de 118 Nm, el 1.2 PureTech de 82 CV parece la opción menos interesante de la gama. Sin embargo, las versiones con turbo entregan 205 y 230 Nm de par motor, respectivamente.

Por su parte, las cajas de cambios son manuales de cinco velocidades para el PureTech 82 y manuales de seis para el PureTech 110 y 130, con la opción de poder equipar una transmisión automática de seis relaciones en el PureTech 110 únicamente. En cuanto al diésel, se trata de un conocido dentro de la gama que también está disponible en determinados modelos de Peugeot y ahora de Opel también. El 1.6 BlueHDi de 100 CV y 254 Nm de par se asocia tan solo a un cambio manual de seis velocidades.

Entonces, ¿cuál interesa más? Mi recomendación es que olvides el PureTech 82 debido a sus algo escasas prestaciones y apuestes por el 1.2 PureTech de 110 o incluso 130 CV. Puedes tenerlos tanto en manual como en automático, y ofrecen suficientes prestaciones para mover con soltura los 4.170 mm de longitud y 1.105 y 1.130 kilogramos de peso, respectivamente. Los precios son también interesantes, desde 15.800 y 17.800 euros. Por su parte, si necesitas un coche con el que vas a hacer 30.000 kilómetros o más al algo, el 1.6 BlueHDi de 100 CV te puede salir más a cuenta por un consumo medio que es hasta 1 litro más bajo que el PureTech 110.

Y además