Skip to main content

Noticia

Cinco virtudes y un defecto del Audi RS6 Avant

Audi RS6 Avant

El Audi RS6 es uno de esos coches que no deja a nadie indiferente, además de ser de los vehículos a los que es complicado encontrarle un defecto. Nosotros lo hemos hecho, aunque también vamos a hablar aquí de sus múltiples virtudes.

Tengo que reconocer que el Audi RS6 Avant es un coche que siempre me ha llamado mucho la atención por lo original de su propuesta. En una carrocería familiar con todo lo que ello engloba nos encontramos un deportivo que poca discusión merece. De hecho, siempre me ha gustado considerarlo bromeando como el coche ideal para engañar a tu pareja. Le 'cuelas' que compras un vehículo para cubrir las necesidades del día a día y lo que realmente tienes es un 'aparatazo' con el que quemar adrenalina a mansalva. Que nadie piense que estoy hablando de infidelidades, ¡por favor! Bromas aparte, vamos a ver qué destacar y qué criticar de él, si es que hay algo...

Comportamiento dinámico

El trabajo realizado por Audi con este A6 Avant es digno de elogio. Hasta que no te pones al volante de él no eres realmente consciente de ello. Parece increíble que bajo una carrocería así, con todo lo que ello implica en términos de peso e inercias, se haya logrado un carácter idéntico al de cualquier deportivo de alto rango que se te ocurra. Una vez estés en el asiento del conductor, olvidarás enseguida lo 'extraño' de la propuesta alemana.

No te pierdas: Audi RS6 Avant VS Nissan GT-R, ¿quién gana?

Un aspecto distinguido

Un primer vistazo sobre el Audi RS6 Avant bastará para que sepas que tu coche es algo realmente especial. Como todos los deportivos de Audi, éste luce músculo por doquier con la ventaja de no haber sido recargado en exceso. Un perfecto equilibrio entre la potenciación de la deportividad que se busca sin abandonar la sobriedad que caracteriza a la firma teutona.

El motor

Sobre el motor podemos escribir ríos de tinta. Su rendimiento si nos lo proponemos es brutal, mientras que su comportamiento en el día a día puede ser hasta civilizado. Sin duda, una gran versatilidad que gana muchos enteros cuando empiezas a repasar sus cifras. Estamos hablando de un V8 TFSI de 4 litros con nada más y nada menos que 560 CV de potencia -600 en la versión Performance, que hemos probado-, lo que se traduce en una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos. Serás sin duda el padre -o madre, no se me enfaden ellas- más rápido de la puerta del colegio.

Espacio interior y maletero

Tanto en la parte delantera como en la trasera disfrutaremos de una cantidad de espacio que nada tiene que envidiar a ningún vehículo familiar del segmento. O lo que es lo mismo, tendremos a nuestra disposición un vehículo en el que trasladar a cinco personas adultas sin problema. Además, se ofrece un maletero que sin abatir los asientos traseros ya ofrece 565 litros de capacidad, resolviendo uno de los grandes problemas de los deportivos de altos vuelos.

Tecnología a bordo

Como todo coche 'premium' de altísima gama, el Audi RS6 Avant cuenta con todos los avances tecnológicos y de seguridad de la marca alemana, incluido el cuadro de mandos digital que tan popular se ha hecho últimamente. Ni una sola pega en este aspecto.

¿Lo malo? El precio y...

Obviamente, un coche de estas características no es apto para todos los bolsillos. Más bien para unos pocos elegidos. A día de hoy, el configurador de Audi nos ofrece este familiar vitaminado por un coste que parte de nada más y nada menos que 135.535 euros, cifra que asciende considerablemente si nos ponemos a jugar con los extras. Y... ¿es realmente necesario un coche así? ¿Tiene sentido crear un deportivo familiar de estas características? Desde luego, no mucho. Pero ojo, porque si no existiese, ¡habría que inventarlo!

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas