Skip to main content

Noticia

Motor

China decide apostar fuerte por el grafeno y no por el silicio para poder producir más chips

China apuesta por chips de grafeno

Se ha creado un consorcio de empresas chinas para invertir en la producción de chips de grafeno, cuyo rendimiento es diez veces superior a los tradicionales de silicio.

Desde principios de 2021, la industria del automóvil viene acusando las consecuencias de la crisis de los microchips, como la ralentización de la producción o el cierre de algunas plantas, lo que ha provocado retrasos en las entregas. Ahora hemos sabido que China ha decidido apostar por el grafeno en lugar del silicio para producir más chips.

El gigante asiático ha acogido la novena edición de la Convención Internacional de Grafeno en China, en la que varias empresas, entre ellas, The Chint Group, Shanghai Electric Cable Institute y Shanghai Graphene Industry Technology Functional Plataform, han creado un consorcio para invertir en la producción de chips basados en grafeno.

El objetivo es crear soluciones internar que permiten ofrecer un rendimiento diez veces superior al que ofrecen los tradicionales chips a base de silicio, gracias a la movilidad de los electrones del grafeno. 

Grafeno, el futuro de las baterías de coche eléctrico tiene sus peligros

China decide apostar fuerte por el grafeno y no por el silicio para poder producir más chips

China apuesta por chips de grafeno

La actual tecnología de semiconductores basada en el silicio pronto llegará a su límite. El grafeno se erige como un interesante sucesor del silicio, gracias a la movilidad de sus electrones, como hemos dicho antes, pero también a que su superficie tiene pocas impurezas

Este material se compone de una capa individual de carbono de forma hexagonal y es 200 veces más fuerte que el acero. Al mismo tiempo, tiene una conductividad técnica y eléctrica superior a las del cobre, lo que lo convierte en una mejor opción para fabricar no solo chips, sino también baterías y disipadores de calor. 

Otra ventaja es que pesa muy poco, menos de un miligramo por metro cuadrado, lo que también permitirá reducir el peso de los objetos donde se utilicen, como los automóviles. 

El principal problema: son muy caros

China apuesta por chips de grafeno

China no es el único país que ha mostrado su interés en producir chips de grafeno. El problema es que su fabricación es difícil y, por tanto, muy cara. De hecho, hace décadas que se estudia, sin éxito, un método para producir chips de grafeno en masa. 

Ahora, el recién creado consorcio chino pretende encontrar una solución a este problema, con la intención de desarrollar soluciones internar y aumentar su independencia con otros componentes. 

El consorcio chino nace también en un contexto de escalada de tensión entre China y Taiwán, principal productor mundial de microchips y aliado de Estados Unidos quien, a su vez, mantiene una serie de bloqueos comerciales con China. Una situación que está llevando a muchas empresas chinas a buscar nuevas opciones ante la necesidad de semiconductores. 

Etiquetas:

Tecnología

Y además