Noticia

Coche eléctrico

Llegan las baterías de grafeno: ¿800 km para un eléctrico?

Rodrigo Fersainz

05/02/2016 - 19:27

Una empresa española crea las primeras baterías de grafeno, con las que aseguran batir en rendimiento, prestaciones y autonomía a las de ión-litio que existen en el mercado. Acaban de presentarnos en Madrid sus creaciones.

La empresa española Grabat Energy, filial de Graphenano, acaba de presentar unas innovadoras baterías de grafeno, que mejorarían notablemente las prestaciones de las de ión-litio y permitirían, por ejemplo, prolongar la autonomía de los coches eléctricos hasta los 800 km, reducir su peso, recargarse en mucho menos tiempo... y, de generalizarse, ser una revolución en el mundo de la automoción y de otros muchos campos.

En el caso de los coches, la empresa asegura que son capaces de reducir en un 75% el peso de una batería actual y en un 20-30% su volumen. Con ello, si la red eléctrica actual lo soportara, sería posible fabricar una de menos de 100 kg que cargara en unos 5 o 10 minutos

Esto se ha conseguido en colaboración con la Universidad de Córdoba y con la Universidad de Ciudad Real. La clave ha sido la obtención de un polímero de grafeno, un nanomaterial formado por carbono puro, con átomos dispuestos en patrón regular hexagonal, similar al grafito y cuyas características son la dureza, la flexibilidad y la elasticidad. Es transparente, posee una altísima conductividad térmica y eléctrica, es ligero y genera electricidad al ser alcanzado por la luz.

Estos avances no tendrían ningún sentido si, paralelamente, los fabricantes no fueran a la par en sus trabajos. Nuestros progresos con el polímero de grafeno "no vale para nada si no se desarrollan apliaciones", explica Martín Martínez, presidente y consejero delegado de Graphenano. "Estamos a punto de cerrar acuerdos con grandes marcas, pero, como comprenderán, no podemos nombres aún. 

Y no suena mal: dentro de un mes, se empezará a fabricar en Yecla (Murcia) la batería de grafeno de Grabat, con una densidad de 1.000 Wh/kg y un voltaje de 2,3 v. La velocidad de carga y descarga es de 100 C, mientras que la de una de litio es de 3C, y no tiene efecto memoria. La fabricación en España y China va a ser posible gracias a la aportación del Grupo Chint, una multinacional china especializada en las automatizaciones, la generación eléctrica y la producción de placas solares.

El proyecto de industrialización de las baterías de grafeno tiene dos fases. La primera, en la que se han invertido 30 millones de euros, permitirá la construcción de 20 líneas de fabricación en la planta de Yecla que fabricarán 80 millones de celdas al año. Todo empezará en marzo, y para junio está previsto que funcionen 5, que irán incrementándose hasta esas 20.

La segunda conllevará una inversión de 350 millones de euros para hacer la fábrica más grande, lo que posibilitará emplear a 7.000 personas y que, en 2019, se alcance un pico de facturación de 3.000-4.000 millones de euros.

Lecturas recomendadas

Rodrigo Fersainz

Redactor jefe de Reportajes, Competición y Motos

Coches, motos, lavadoras, marcapasos... Pruebo todo lo que pase por mis manos ¡y siempre, a la carrera!

Buscador de coches

Más de E-mobility de Volkswagen