Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

BMW i4 M50, ¿se puede decir que es el nuevo BMW M3 eléctrico?

BMW i4 M50
Sí… y no.

Con las marcas lanzando sus nuevas hornadas de coches eléctricos, sale de manera natural realizar comparaciones entre estos y los modelos térmicos de toda la vida que ya tenían en su gama. BMW hace poco que presentó en detalle su nuevo BMW i4, que ha destacado sobre todo por su radical versión tope de gama, un BMW i40 M50 del que no son pocos los que se preguntan, ¿es el nuevo BMW M3 eléctrico?

La respuesta más sencilla es decir que sí… pero hay que hacer ciertos matices.

Para empezar, hay que señalar que no parece probable que la marca vaya a lanzar un Serie 3 eléctrico, rol que cumple el i4 que, en realidad, podría ser el gemelo de cero emisiones del Serie 4 Gran Coupé. Teniendo en cuenta esto, el i40 M50 debería ser la única berlina media “a pilas” de alto rendimiento del fabricante, por lo que técnicamente sí que estamos ante un M3 eléctrico, pero a la vez también del M4 eléctrico.

La duda podría surgir en cuanto a que la denominación del modelo es igual a la de las variantes deportivas de los coches térmicos de la firma que se encuentran un peldaño por debajo de los ‘M’ propiamente dichos, por lo que al menos en teoría si habría hueco para un hipotético BMW i4 M, aunque la marca no ha hablado de ello por el momento.

Podría ser que llegase, pero lo cierto es que la versión mostrada hasta ahora ya cuenta con unas cifras de rendimiento que incluso superan a las de sus contrapartes de combustión: el BMW i4 M50 es una auténtica bestia.

Mientras que la variante de acceso (eDrive40 de 340 CV) es un tracción trasera, éste cuenta con una configuración de motor dual, lo que le otorga tracción integral. El bloque asociado al eje delantero entrega 258 CV y el que va al trasero añade 313 CV, consiguiendo en conjunto 476 CV y 730 Nm de par máximo.

Sin embargo, gracias a la función Sport Boost, en periodos cortos de 10 segundos eleva su rendimiento hasta los 544 CV y 795 Nm, cifras que superan ampliamente incluso a los M3 y M4 Competition, que se tienen que conformar con 510 CV. Es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos (igual que sus hermanos térmicos) y su velocidad máxima de 225 km/h es lógica buscando un equilibrio entre prestaciones y autonomía.

Hablando de ésta, es de 510 kilómetros gracias a su batería de 80,7 kWh (83,9 kWh brutos). Es compatible con postes de recarga rápida de hasta 210 kW, rellenando del 10 al 80% de su capacidad en 31 minutos.

Todo sobre BMW

Versiones de BMW i4

Y además