Noticia

BMW i Vision Future Interaction Concept, desde el CES 2016

Ignacio de Haro

06/01/2016 - 10:30

El fabricante alemán aprovecha la celebración de la feria tecnológica más importante del planeta, el CES 2016, un evento que está teniendo lugar estos días en Las Vegas, para presentar un vanguardista prototipo de vehículo autónomo. Se llama BMW i Vision Future Interaction Concept y además de ser capaz de conducir por sí solo, incorpora un novedoso salpicadero coronado por una gran pantalla panorámica de 21 pulgadas.

No te pierdas: Audi mostrará un misterioso prototipo en el CES 2016

BMW es uno de los principales protagonistas del panorama automovilístico en el Consumer Electronics Show 2016 (CES), un evento que se celebra en Las Vegas entre los días 6 y 9 de enero. Allí ha mostrado el BMW i Vision Future Interaction Concept, un vehículo conceptual desarrollado sobre la base del prototipo que también exhibieron en la pasada edición de esta cita, el BMW i8 Spyder. Sin embargo, a diferencia de este, el nuevo modelo es un vehículo autónomo que además cuenta con un novedoso salpicadero coronado por una gran pantalla panorámica de 21 pulgadas.

Exteriormente, las líneas del i Vision Future Interaction Concept son muy similares a las del BMW i8 de producción, salvo por la ausencia de dos elementos que cambian por completo su imagen: el techo y las puertas. La falta de estas últimas se podría justificar en parte porque a lo que verdaderamente quieren dar más importancia desde la firma alemana es al habitáculo y más concretamente, a los cambios introducidos como consecuencia de su condición de coche autónomo. De esta forma, encontramos una colosal pantalla situada frente al copiloto que, cuando el vehículo conduce por sí solo, se convierte en un centro de entretenimiento para los pasajeros. Hace unos días ya nos anticiparon sus características enseñándonos este trocito del prototipo.

Como puedes ver en la galería de imágenes, el interior del BMW i Vision Future Interaction carece prácticamente de cualquier botón. Esto se debe a la introducción de un sistema, denominado AirTouch, que permite que manejemos los diferentes menús y aplicaciones únicamente realizando movimientos con las manos, en la línea del dispositivo BMW Gesture Control ya disponible en el BMW Serie 7, aunque eso sí, mucho más avanzado en este caso. El cuadro de mandos también llama la atención, con un diseño tridimensional que, además de proveer la información más tradicional, advierte al conductor sobre los peligros o incidencias que se va a encontrar en su camino, antes incluso de que estén en su campo de visión.

Como se trata de un automóvil autónomo, BMW ha incorporado un selector de modos de funcionamiento con tres opciones: Pure Drive, Assist y Auto Mode. En el primero, el piloto es el que maneja el vehículo, mientras que en el segundo, la responsabilidad también recae en manos del conductor si bien, en caso necesario, el coche reaccionará para evitar una situación peligrosa. Y por último, en el modo Auto Mode, que es el que proporciona una conducción 100% autónoma.

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Todo sobre BMW

BMW

BMW

BMW

Modelos de BMW más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches