Skip to main content

Noticia

Motor

Este Audi RS 7 Sportback tuning de 975 CV es todo lo que necesitas

audi-rs-7-sportback-black-box-richter
Este Audi RS 7 Sporttback tuning de 975 CV es todo lo que necesitas. Es obra de Black Box-Richter y pone en serios aprietos a la preparación de ABT Sportsline.

Black Box-Richter es un preparador especializado que ha decidido otorgar al nuevo Audi RS 7 Sportback una nueva dimensión al alcanzar un nivel de prestaciones similares a los de un hiperdeportivo. Y es que esta modificación deja casi como un juego de niños al Audi RS7-R de ABT Sportsline gracias a los 975 CV de potencia que, gracias a algunas mejoras, entrega su poderosa mecánica biturbo.

Audi RS 7 Sportback o BMW M5 Competitión, ¿cuál es más rápido en Hockenheim?

En esta preparación también han colaborado Nebulus, HGP Turbo Retrofitting y 811 design, por lo que tenemos un trabajo de gran nivel. La nueva generación del Audi RS 7 Sportback fue revelada en el Salón de Frankfurt del año pasado equipada con un V8 biturbo de 4.0 litros que, de fábrica, ya ofrece unos más que soberbios 600 CV de potencia y 800 Nm de par motor. Pero, siempre hay quien estas cifras le sabrán a poco.

Vídeo: Audi RS7 Sportback 2020, por fin lo hemos probado:

Este Audi RS 7 Sportback tuning de 975 CV es todo lo que necesitas

Por ello, el preparador ha decidido exprimir la parte electrónica haciendo su magia en la ECU, eliminando el limitador de velocidad electrónico y mejorando la admisión de aire con una caja de mayor tamaño, un nuevo filtro y mangueras de admisión de gran volumen. También se ha mejorado el colector de admisión con una sección transversal más grande frente a una pareja de turbocompresores que no escapan a las modificaciones. Ahora disfrutan de unas turbinas más grandes, aunque los compresores permanecen iguales. Se equipan nuevos cojinetes de empuje reforzados, entradas de turbocompresor ampliadas y nuevos sensores de sobrepresión.

El resultado habla por sí solo, ya que el motor de ocho cilindros del RS 7 Avant de Black Box-Richter ahora entrega unos espectaculares 975 CV de potencia y 1.250 Nm de par motor máximo. No se han hecho públicas las cifras de rendimiento, pero debería mejorar considerablemente los 3,6 segundos en el 0 a 100 km/h que registra de fábrica y los 305 km/h de velocidad máxima sin limitador electrónico.

Por último, esta modificación tuning se completa con un vinilo exterior de doble capa que cubre la carrocería terminada en negro brillante. Primero, el coche se envuelve en vinilo negro mate y, más tarde, se le aplica un vinilo plateado en diseño de líneas de grosor variable para completar esta apariencia topográfica tan espectacular. No se han cambiado las llantas, aunque tampoco es necesario dado el alto nivel de esta preparación.

Etiquetas:

coches tuneados

Y además