Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Aston Martin Rapide E: con 610 CV y solo 155 ejemplares

Aston Martin Rapide E

Nuevos detalles.

El Aston Martin Rapide E cada vez está más cerca, su presentación oficial está al caer y se espera que las primeras entregas del eléctrico tengan lugar en el último cuatrimestre de 2019. Para amenizar al espera, Aston Martin ha desvelado unos cuantos, e interesantes, detalles sobre el modelo.

VÍDEO: Así era el prototipo original:

El primero es que no se tratará de un vehículo de producción al uso, sino que verá la luz en formato de serie limitada formada por exactamente 155 unidades. Si ya apuntaba a ser un vehículo caro, la baza de la exclusividad a buen seguro que servirá para subir todavía más el precio.

Aston Martin Rapide AMR, despedida por todo lo alto

Lo segundo es todo lo relativo a su mecánica. Cuenta con un sistema eléctrico de 800 voltios y con una batería de 65 kWh de capacidad (situada donde en la versión se combustión se encuentra el motor V12 y la caja de cambios), para alimentar a un par de motores eléctricos que van acoplados al eje trasero (será un tracción trasera), generando una potencia total de 610 CV y un par máximo de 950 Nm.

Son armas suficientes como para que acelere de 0 a 100 km/h en menos de 4 segundos y para que alcance una velocidad máxima que rondará los 250 km/h. Por lo que respecta a la autonomía, la firma británica ha afirmado que tendrá un alcance de unos 320 kilómetros por carga, ya homologados según el nuevo protocolo WLTP. A este respecto, el Aston Martin Rapide E será compatible tanto con cargadores rápidos de 50 kWh como con supercargadores de 100 kWh. Con los primeros rellenará la batería en poco más de una hora y con los segundos necesitará apenas 30 minutos.

Silencio, la clave para vender el Aston Martin Rapide E

A lo largo de los años de historia de Aston Martin, la compañía ha empleado las notas de sonido evocadoras de sus potentes mecánicas V8 y V12 como un atributo que fortalecía sus productos y los hacía más interesantes de cara a sus potenciales clientes. Sin embargo, con la entrada de su primer coche eléctrico de producción, la firma con sede en Gaydon se enfrenta a un importante dilema, ya que pierde una de sus principales fortalezas, el sonido.

Lejos de crear sonidos artificiales en la cabina que restarían exclusividad y seriedad al Aston eléctrico, los ingenieros apostarán por el máximo silencio. En una entrevista reciente con Automotive News Europe, John Caress, director de línea del vehículo, dijo que la compañía buscará eliminar cualquier ruido que haya sido previamente enmascarado por los motores térmicos. Una de estas medidas será la de instalar neumáticos Pirelli con anulación de ruido. "Las máquinas eléctricas tienen ciertas frecuencias, pero son muy difíciles de sintonizar. Ofrecer sonidos aumentados no es de lo que se trata este coche", comentó Caress.

Fuente: Carscoops, Automotive News Europe

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas