Skip to main content

Noticia

F1

Así acabó el Renault de Sainz: dañado por un toque de Sirotkin

Daños en el coche de Carlos Sainz en Rusia
Carlos Sainz ha sufrido en el Gran Premio de Rusia, en una carrera cuesta arriba para el madrileño por un toque de Sergey Sirotkin al inicio.

La suerte sigue siendo esquiva para Carlos Sainz en el Gran Premio de Rusia. Desde 2015, Carlos ha sufrido en este trazado y los resultados nunca han sido los esperados. El madrileño esperaba luchar por los puntos en Sochi, pero un coche dañado durante toda la carrera tras el toque de un rival, se lo impidió.

VÍDEO: Claves del GP Rusia F1 2018

Desde que llegó a la Fórmula 1, el Gran Premio de Rusia ha sido siempre una de las carreras más duras para Carlos Sainz. En 2015 sufrió aquel fortísimo accidente en la sesión de clasificación y luego en carrera tuvo que abandonar, en 2016 fue duodécimo y el año pasado debió conformarse con la décima posición.

En 2018 quería mejorar este último resultado, pero un toque con Sergey Sirotkin en la primera parte de la carrera se lo ha impedido. Sainz salía undécimo, con los puntos a tiro, y en los primeros compases de la carrera empezó a perder terreno tras el toque del ruso. Perdió el puesto con su compañero Nico Hülkenberg, con el Sauber de Marcus Ericsson, con el Williams de Lance Stroll y hasta con Fernando Alonso.

“Yo ni noté (el toque), pero me rompió el pontón derecho y el fondo plano. Perdí muchos puntos de aerodinámica. No tenía nada que hacer en carrera, puntuar era imposible con este coche”, señaló Sainz tras bajarse del monoplaza.

Daños en el coche de Carlos Sainz en Rusia

En las últimas vueltas de la carrera, Sainz incluso perdió la decimosexta posición en manos de Stoffel Vandoorne… y cruzó la línea de meta decimoséptimo, o lo que es lo mismo: penúltimo. El madrileño lamentó haber tenido tantos problemas en Sochi, en un fin de semana donde podría haber logrado un mejor resultado.

"Me recuerda a 2016. Salí bien, pero se me metió una cosa en el pontón. Rusia todavía nos debe una. Estoy seguro de que hoy se podría haber puntuado con un coche normal. Me da mucha rabia porque es una oportunidad perdida y no ha sido mi culpa", ha explicado Sainz.

Trabajo en equipo para beneficiar a Hülkenberg

Carlos Sainz en el GP de Rusia

Cuando ya tenía el coche dañado, Carlos Sainz intentó ralentizar a los Haas y a los Sauber para así beneficiar a su compañero Nico Hülkenberg y que éste pudiera puntuar. Finalmente el objetivo no se consiguió y el alemán acabó duodécimo, también fuera del ‘top 10’ en un fin de semana tremendamente difícil para Renault.

El gran rival del equipo francés por el cuarto puesto del Mundial de Constructores, Haas, sí que ha puntuado (Magnussen ha sido octavo) y ahora la escudería americana se queda a solo 11 puntos del privilegiado cuarto lugar de la clasificación.

Sigue leyendo: Así está la parrilla de pilotos de F1 para 2019

Imagen: Twitter Carlos Sainz

Y además