Skip to main content

Noticia

5 virtudes y un defecto del Range Rover Evoque 2019

Range Rover Evoque 2019

¿A la altura del primero?

Había muchas expectativas con el Range Rover Evoque 2019, no obstante es el relevo de un modelo que sorprendió a crítica y público cuando se lanzó en 2011 y que, desde entonces, se ha convertido en un éxito de ventas con más de 770.000 unidades vendidas. Queremos detenernos en él y analizar 5 virtudes y un defecto del popular todocamino.

VÍDEO: Range Rover Evoque 2019, así es su nuevo e impactante diseño

Virtudes

Más grande

No mucho, porque tiene una longitud de 4.370 mm, pero sumado a que su exterior es algo más musculoso, le otorga una presencia más imponente. Además, se ha ampliado la distancia entre ejes, que ahora es de 2.680 mm (20 mm más), por lo que aumenta el espacio para los ocupantes de las plazas traseras, que lo agradecerán. También se ha aprovechado mejor el espacio consiguiendo hacer crecer la capacidad del maletero para que llegue hasta los 591 litros.

Range Rover Evoque 2019: renovación completa y evolutiva

Tecnológico

En todo Land Rover se espera lujo y tecnología, pero es que el Range Rover Evoque 2019 es de lo más ‘techie’. Desde el puesto de conducción se tiene acceso a tres pantallas. La primera es un cuadro de instrumentos virtual que permite personalizar la información mostrada, mientras que la segunda y la tercera forman una dupla en la consola central, una en la parte superior y otra en la inferior. Ambas son táctiles y controlan distintos aspectos del vehículo. A esto hay que sumar los puntos de conexión Wi-Fi.

Un 4x4 capaz

Que su aspecto señorial y premium no lleve a engaño, el nuevo Range Rover Evoque no tiene problema si llega la hora de mancharse de barro. Lógicamente las variantes equipadas con tracción integral son las más solventes, y es que cuentan con una larga lista de elementos que hacen más fácil la conducción off-road.

El sistema Terrain Response 2 permite elegir entre varios tipos de terreno y configura automáticamente parámetros como los bloqueos del diferencial, el ABS o la suspensión. El Clear Sight Ground View muestra a través de cámaras lo que hay debajo del tren delantero. Y además se ha aumentado a 600 mm su capacidad de vadeo.

Microhíbrido

La oferta inicial de motores del modelo será bastante amplia: los diésel 2.0 turbodiésel de 150, 180 y 240 CV, y los gasolina 2.0 de 200, 249 y 300 CV. Lo mejor es que todos ellos utilizan un sistema de microhibridación denominado MHEV que utiliza un sistema eléctrico de 48 voltios que ese encarga de gestionar la electrónica y elementos como el start/stop, lo que sirve para reducir su consumo sensiblemente.

También habrá un PHEV

Eso sí, para la variante más eficiente habrá que esperar hasta 2020. Será entonces cuando llegue el Evoque híbrido enchufable, que combinará un motor 1.5 turbo tricilíndrico de 200 CV con uno eléctrico de 108, consiguiendo una potencia conjunta de 275 CV. Su autonomía eléctrica rondará los 70 kilómetros y homologa un consumo de 2 l/100 km.

Range Rover Evoque, ¿mejor comprar ahora o esperar al de 2019?

Defecto

Ha perdido encanto

No nos malinterpretéis: el Range Rover Evoque 2019 sigue siendo el mismo SUV atractivo que fue el original. Sin embargo, como es normal, ha perdido la pegada que tuvo cuando fue una novedad. En su llegada revolucionó el sector por su acertado diseño y proporciones, algo que no ha conseguido su relevo y que es lógico. Por una parte ha perdido la llamativa carrocería de tres puertas y, por otra, ha cogido demasiados tintes del Velar, casi como para perder parte de su personalidad.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas