Noticia

Estilo de vida

5 peligros frecuentes del carril bici

5 peligros frecuentes del carril bici

Antonio López

05/10/2015 - 10:39

En numerosas ciudades españolas se han creado carriles bici para dar más seguridad a los ciclistas. Pero muchas ocasiones los carriles bici están llenos de peligros que los ciclistas deben sortear.

En España el uso de la bicicleta crece año tras año a un ritmo del 10% según datos de la Asociación de Marcas y Bicicletas de España. Por esta razón, muchas ciudades españolas crearon el carril bici para proteger a los ciclistas de los peatones o de los coches. Diseñados para la comodidad y la seguridad de los ciclistas, los carriles bici están llenos de peligros que los usuarios deben sortear cada día: excrementos de perros, maleza, farolas, árboles, peatones o vehículos que lo invaden… Los carriles bici pueden convertirse en un problema más que en una solución.

En Estados Unidos, un joven fue multado con 50 dólares por no usar el carril bici mientras circulaba por las calles de Nueva York. Intentó explicar a la policía los motivos por los que no iba por el carril bici, pero fue inútil e, indignado, demostró en el siguiente vídeo por qué no lo utiliza

1- Peatones 

Muchas veces encontramos personas andando por el carril bici, pero no solamente es culpa de los viandantes, sino que en muchas ocasiones los carriles bici se han construido suprimiendo las aceras, por lo que no tienen otro sitio por donde pasear suponiendo un peligro para los ciclistas del carril bici. "Este diseño perjudica el espacio del peatón, deteriora las aceras y genera conflictos donde no existían", asegura la plataforma Ciudad ciclista.

2- Maleza y árboles caídos 

Hay tramos de carriles bici por los que es imposible circular con la bicicleta, y es que se encuentran llenos de ramas de árboles sin recoger, barro, baches, o agujeros que se inundan cuando llueve. Esta falta de mantenimiento puede causar múltiples accidentes. 

3- Invasión de coches o motos 

Circular en coche por las grandes ciudades es misión imposible en las horas punta, pero también lo es para las bicicletas. Siempre se debe ir con precaución, pero cuando se observan coches o camiones en el carril, aún más, ya que es muy peligroso para los usuarios del carril bici. Muchas veces se tiene que esquivar un coche o un camión que ha aparcado para descargar productos saliendo del carril bici. 

4- Carriles bici que no llevan a ninguna parte 

Otro de los peligros del carril bici es la desaparición de tramos de carril bici a su antojo, otras veces, algunos recorridos no se conectan entre sí, por lo que hay que estar muy atentos para ver su continuidad, ya que en estos casos, no queda más remedio que continuar por la carretera o dar la vuelta para buscar otro carril bici. 

5- Mobiliario urbano 

Aunque parezca mentira, en mitad de un carril bici podemos encontrarnos casi de todo. Hay farolas, carteles publicitarios, contenedores, e incluso marquesinas de autobuses – con sus respectivas colas-. En otras zonas, las terrazas de los bares y cafeterías ocupan gran parte de la acera, por lo que obligan a los peatones a andar por el carril bici.  

Para solucionar todos estos problemas, debemos ponernos en contacto con el Ayuntamiento, los agentes de tráfico y movilidad y demás autoridades para que se mejore tanto el estado de los carriles bici, como los peligros que podemos encontrarnos en ellos. Ante todo, ya sea en coche o en bicicleta, debemos extremar la precaución al circular. 

Fuente: Consumer 

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Antonio López

Antonio López

Colaborador

Colaborador de Tecnología y Estilo de Vida en Autobild.es

Buscador de coches