Skip to main content

Noticia

Motos

Las 5 cosas que ha aprendido Maverick Viñales en su primer año en Yamaha

Las 5 lecciones que ha aprendido Maverick Viñales en Yamaha

2017 ha sido un año de duro aprendizaje para un Maverick Viñales que al principio parecía que iba a comerse a todo MotoGP, pero al final tuvo que pagar su comprensible 'novatada'.

VÍDEO: Así de dura es la vida del neumático delantero en MotoGP

Te vamos a contar cuáles han sido las 5 cosas que ha aprendido Maverick Viñales en su primer año en Yamaha. El piloto español, pese a que ya es considerado como uno de los fantásticos de la clase reina, todavía está sumido en su particular período de aprendizaje y eso se ha demostrado a lo largo de MotoGP 2017

A tenor de su espectacular inicio de campeonato, con dos victorias en tres carreras, parecía que su primera toma de contacto con el equipo Movistar Yamaha MotoGP iba a ser un éxito absoluto. Sin embargo, las cosas empezaron a torcerse y Viñales terminó el año lejos del objetivo que él se había marcado: luchar por el título. ¿Cuáles han sido las 5 lecciones que ha aprendido el bueno de 'Mack'?

VÍDEO: ¿Cómo terminó el duelo entre Rossi y el Motobot de Yamaha?

No importa cómo se empieza, sino cómo se acaba

Cuando Maverick Viñales se vio liderando el Mundial de MotoGP tras dos victorias seguidas en Qatar y Argentina, todo parecía mejor incluso que un cuento de hadas. Ni cuando las cosas van bien uno es imbatible, ni cuando se tuercen todo está en nuestra contra. Es crucial mantener una actitud positiva todo el año para así estar preparado cuando vengan los momentos más difíciles. 

El peso de Valentino Rossi en Yamaha es muy grande

La realidad este año en Yamaha ha sido bastante clara. Con la moto de principio de temporada Maverick Viñales era muy competitivo, mientras que Valentino Rossi sufría para lograr resultados meritorios. A raíz del problema de Jerez el italiano tomó cartas en el asunto para que la evolución de la M1 fuera más en la línea de lo él necesitaba. La experiencia de Valentino terminó por confundir a un Viñales que ha probado un sinfín de chasis, piezas y geometrías que al final han tenido un pésimo resultado. Pero es que la sombra del 46 es muy alargada.

Su nivel en mojado ha dejado mucho que desear

Si Maverick Viñales no ha podido luchar por el título de MotoGP en 2017, en parte se debe a los problemas que ha tenido en condiciones de mojado. En ese tipo de carreras 'Mack' se ha dejado muchos puntos respecto a Márquez y Dovizioso, que en citas como Misano o Motegi lograron pescar un buen botín de puntos frente al piloto de Yamaha.

A veces asumir riesgos es lo que marca la diferencia

Hacia el ecuador del campeonato empezamos a ver a un Maverick Viñales algo cabizbajo, derrotado por la complicada situación que se estaba viviendo en Yamaha. En esas situaciones, cuando no hay nada que perder, los riesgos a veces son el mejor aliado, ya que en el peor de los casos estarás igual que si no asumieras dichos riesgos. Montar el neumático blando en alguna carrera para ver si así conseguían resolver los problemas de agarre de la M1, o seguir un poco la telemetría de Johann Zarco, que a final de año terminó mejor que los dos pilotos oficiales.

Que todo sirva de algo para el futuro

El hecho de estar en el equipo oficial de Yamaha exige luchar por el campeonato del mundo siempre. Aunque Maverick Viñales no llegó a Valencia con opciones matemáticas de lograrlo, ha sido capaz de terminar tercero en la clasificación general por delante de pilotos como Dani Pedrosa y el propio Valentino Rossi.

Sabe que con todo en su contra también puede ser competitivo, de manera que sus prioridades de cara al 2018 deben estar orientadas a beneficiar sus propios intereses y los de su equipo. Con todo esto bien atado, no cabe duda de que será un dolor de cabeza para sus principales rivales. 

Y además