Noticia

Competición

El Pikes Peak 2016 calienta motores

Vicente Cano

El Pikes Peak 2016 se acerca y esta, a pesar de ser la edición número 94 de la mítica ascensión, será probablemente la subida más significativa de los últimos tiempos, ya el Pikes Peak cumple 100 años.

El próximo 26 de junio tendrá lugar el Pikes Peak 2016, la edición número 94 de 'la carrera hacia las nubes' como también se conoce a esa mítica ascensión a la montaña del estado de Colorado. Hay otras pruebas deportivas más antiguas, como las 500 Millas de Indianápolis, y hay otras subidas, como por ejemplo la que se hace a la colina de Goodwood en Inglaterra, pero ninguna es tan bestia y exigente como el Pikes Peak. De hecho, en las últimas décadas se ha convertido lo más parecido al Dakar de EEUU, con el permiso de las Bajas, por su puesto.

No te pierdas: "Los mejores momentos de Audi en el Pikes Peak"

Además, el próximo mes de junio, el Pikes Peak cumplirá 100 años desde que se empezó a celebrar allá por 1916, lo cual ya le daría un atractivo especial, pero es que además en los últimos tiempos hay en esta prueba un buen puñado de coches apoyados directamente por fabricantes. De hecho, es muy reciente, pero una de las categorías más atractivas es en la que participan coches Eléctricos Modificados -nombre oficial-, sobre todo gracias a Mitsubishi, que lleva años evolucionando una especie de i-MiEV con cuatro motores y unas baterías de espanto que le ha permitido a su piloto Nobuhiro Tahima sentar el récord de la ascensión varios años seguidos.

En 2016, los Eléctricos Modificados van a ver una nueva batalla entre, precisamente, 'Monster' Tajima y Rys Millen, que hace poco arrebató la mejor marca de la categoría al japonés, al reducir su tiempo de 9:32.401 a 9:07.222 con su Latvia’s Drive eO y que lleva con la próxima nada menos que 21 participaciones en esta carrera que está ayudando a los ingenieros a mejorar las prestaciones de los coches eléctricos. Quizá, esta será la categoría más interesante en la Subida al Pikes Peak 2016, sobre todo si se tiene en cuenta que Rys es hijo de un vencedor aquí dos veces y que Tajima fue el primer hombre en reducir el tiempo de ascensión de 10 minutos, lo que fue apenas en el año 2011, además de haber ganado hasta en ocho ocasiones.



Pero no va a ser la única clasificación del PPIHC 2016 que atraiga las miradas, ya que como te conté el otro día, Honda tiene muchos planes para el Pikes Peak 2016. Los japoneses van a tomar parte como el Honda Performance Development (HPD) también en la categoría de eléctricos -aunque en su caso creo que todavía les falta algo de evolución en su Honda 4-Motor EV Concept- y en las más oficiales Time Attack 1 y Time Attack 2. Aunque han mejorado y mucho el Honda NSX del año pasado, no se ha anunciado si se va a intentar batir el récord absoluto de la subida, en manos de un tal Sebastien Loeb desde 2013, cuando marcó un estratosférico 08:13.878. Mimbres tienen a los mandos, eso sí, como Nick Robinson, ganador en 2015 en la categoría de motos de 250 cc al volante del NSX.

Además, los japoneses van a darnos un gustazo a todos los aficionados de la “Carrera hacia las nubes 2016”, ya que su ingeniero jefe, James Robinson, va a participar con un Honda NSX de 1991. En motocicletas, Victory Racing parece que se va a llevar el gato al agua con su prototipo Project 156 y, además, va a dar la posibilidad al periodista Don Canet -solo doy una idea, yo también estoy disponible- de hacer la ascensión con otro prototipo de moto a baterías en la categoría de motos eléctricas. Para defender el honor local, habrá también un buen puñado de pilotos de la región que tratarán de poner las cosas difíciles en Time Attack 2 con coches de producción, como David Donner, Brandon “Buddy” Tubbs Ii o Clint y Codie Vahsholtz, que son padre e hijo.



David Donner, cuatro veces ganador, pasará de  Time Attack 2 con coches de producción a Time Attack 1 en el Pikes 2016 y se podrá ver a Randy Pobst competir en su Nissan GT-R preparado por Pikes Peak Racing. Por otro lado, Paul Dallenbach, claramente el preferido de los aficionados que viajarán a la montaña del Pikes Peak en 2016, será el favorito en la categoría Open Class tras batir la marca de 9:36.496 en 2015, aunque en ella tendrá que vérselas con el especialista de Hollywood Mike Ryan, que tomará la salida en su Freightliner Semi-Truck de 1.500 CV.
Imagen de perfil de Vicente Cano

Redactor

Ferrolano de corazón, getafense de adopción, en periodismo desde hace 20 años. "Ser feliz es querer lo que se tiene, no tener lo que se quiere"

Lecturas recomendadas