Skip to main content

Lista

Renting

Comprar coche por leasing: 5 ventajas y un inconveniente

Comprar coche por leasing: 5 ventajas y un inconveniente

A la hora de comprar coche son varias las fórmulas que nos ofrece el mercado: la tradicional adquisición, el renting y el leasing. Estas dos últimas han adquirido especial relevancia en los últimos tiempos ganando, cada vez, más adeptos. En esta ocasión analizamos cinco ventajas y un inconveniente del leasing.

Renting o leasing, ¿qué interesa más?

¿Qué es el leasing? Se trata de un tipo de alquiler de coches mediante el cual un vehículo está a nombre de un usuario, pero legalmente pertenece al banco o a la empresa alquiladora. El tomador del contrato negocia la duración del mismo (que, como mínimo, será de dos años), la cuantía mensual y el número de cuotas que debe pagar. Al final del contrato puede quedarse o no con él.

1. Financiación

Empecemos por el principio. Una de las principales ventajas que ofrece el leasing es la posibilidad de financiar completamente la inversión sin tener que hacer frente a un desembolso inicial para acceder al coche. En este sentido, implica un menor coste financiero (IVA) si lo comparamos con un préstamo.

Comprar coche por leasing: 5 ventajas y un inconveniente

2. Para todos

Igual que sucede con el renting, cualquier persona física o jurídica (empresas, autónomos, profesionales y particulares) puede firmar un contrato de leasing.

3. Gasto, no deuda

En el caso de las compañías y de los autónomos comprar un coche por leasing no consta como un aumento de la deuda empresarial. De esta manera, se pueden llevar a cabo nuevas inversiones sin riesgo de penalización por parte de las distintas entidades de crédito. A esto hay que añadir que el coche puede deducirse como gasto a la hora de pagar el Impuesto de Sociedades o el IRPF.

4. Cambiar de coche

Como hemos apuntado antes, los contratos de leasing son, como mínimo, de dos años. Por lo tanto ofrecen la posibilidad de cambiar de modelo cada poco tiempo, genera ahorro en el mantenimiento del coche y reduce el riesgo de sufrir averías ligadas a la edad del vehículo. 

Comprar coche por leasing: 5 ventajas y un inconveniente

5. Comprar o renovar

En el momento en el que termina el contrato, el arrendatario tiene varias opciones: puede devolverlo, firmar un nuevo contrato o comprar el coche pagando el valor residual que se debe fijar en el momento de la firma.

Comprar coche por renting: 5 ventajas y un inconveniente

6. Un inconveniente del leasing: la propiedad del coche

Una de las desventajas del leasing es que el conductor no es el dueño del coche y a pesar de ello tiene que correr con los gastos que implica la propiedad: mantenimiento, averías, reparaciones o el seguro que, además, suele ser algo más caro al tratarse de una modalidad de alquiler.

Y además