Patrocinado por:

Práctico

Renting y leasing, ¿conoces las diferencias?

Renting y leasing, ¿conoces las diferencias?

Noelia López

07/04/2016 - 12:07

¿Pensando en estrenar coche? Antes de que firmes la compra deja que te explique las diferencias entre el renting y el leasing, quizá descubras una de estas dos opciones es lo que más te conviene.

Estrenar coche no implica obligatoriamente convertirte en propietario. Existen otras opciones, como el renting y el leasing por las que dispones del coche como si fuera tuyo pero, al mismo tiempo, disfrutas de ciertas ventajas (la mayoría fiscales). 

El problema es que muchas veces ambos términos se utilizan como sinónimos y aunque bien es cierto que tienen puntos común, son dos opciones legales bien diferentes entre sí. A continuación desgranamos qué son, qué ofrecen, qué ventajas tienen y en qué se diferencian el renting y el leasing.

1. ¿Qué son?

- El renting es una modalidad de alquiler de coches a medio/largo plazo (normalmente entre uno y cinco años). Los usuarios de este servicio buscan explotar su inversión sin tener que hacer frente a los gastos que conlleva ya que los pagos derivados del mantenimiento, el seguro, la asistencia en carretera, los impuestos... etcétera, están incluidos en la cuota mensual.

En el contrato de renting no figura la posibilidad de solicitar la compra final del vehículo, aunque es posible si ambas partes lo acuerdan.

Los cinco coches más alquilados en renting

- El leasing también es un alquiler de coches a largo plazo, de hecho el tiempo estipulado en el contrato suele ser superior, pero en este caso los gastos derivados del uso y disfrute del coche corren por cuenta del conductor.

La gran diferencia en concepto es que el usuario de leasing suele buscar la compra final del coche por eso este punto queda debidamente reflejado en el contrato desde el primer momento.

2. Qué ventajas ofrecen

Además de la posibilidad de acceder a un coche nuevo de una forma más accesible, la gran ventaja del renting y el leasing llega a nivel fiscal.

- El renting, al ser una modalidad de arrendamiento convierte las cuotas mensuales en un gasto. Esto significa que los profesionales que opten por esta modalidad pueden deducirse de toda la cantidad que pagan, incluyendo el IVA.

Por ejemplo, un autónomo podrá deducir en su declaración de IRPF hasta el 100% de las cuotas de renting, siempre que se demuestre que el vehículo se utiliza para su actividad empresarial, así como el 50% del IVA soportado por operaciones de renting.

- En el leasing, el IVA corresponde al del precio final del vehículo; mientras que la cuota mensual incluye dos conceptos: 

       1. La recuperación del coste del bien, que se considera partida fiscalmente deducible, hasta el triple del coeficiente máximo de amortización según las tablas oficiales en el caso de las pymes y los autónomos del régimen de estimación directa (hasta el doble en el caso de grandes empresas).

       2. La carga financiera que se abona a la entidad arrendadora, que se considera gasto o partida fiscalmente deducible.

Diferencias entre leasing y renting

- Duración del contrato

    - Normalmente, el leasing exige que la relación contractual se prolongue un mínimo de dos años. No hay posibilidad de revocación.

    - En el renting, la duración de los contrato oscila entre uno y cinco años. Este documento se puede revocar, siempre y cuando el conductor asuma el pago de un porcentaje por las cuotas que todavía debería abonar. Ojo: aquí te explicamos cómo devolver un coche de renting sin pagar multa.

- Gastos de uso y disfrute del coche

    - En el renting todos los gastos derivados del uso y disfrute del coche, léase seguro, impuestos, averías... corren por cuenta de la empresa que alquila el coche y quedan incluidos en la cuota de arrendamiento que se paga mes a mes y queda reflejada en el contrato.

     - El leasing, sin embargo, se entiende más como uan modalidad de financiación ya que, en la mayoría de los casos, el objetivo final es la compra del coche. Por eso, en las cuotas que se reflejan en el contrato (y que se firma en entidad bancaria) quedan excluídos los gastos de mantenimiento, impuestos, seguro... Si alquilas un coche de leasing y se rompe, el arreglo lo pagas tú.

- Al finalizar el contrato...

     - En el leasing se dan tres posibilidades: 

           - Devolver el coche 

           - Prolongar el contrato    

           - Hacer efectiva la opción de compra.

     - En el renting hay dos alternativas: 

           - Devolver el coche 

           - Prolongar el contrato    

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches