Skip to main content

Lista

Renting

Comprar coche por renting: 5 ventajas y un inconveniente

comprar coche renting
Aquí tienes 5 ventajas y un inconveniente de comprar coche por renting, una modalidad de compra que en nuestro mercado no para de crecer en los últimos años.

El renting de coches gana popularidad en los últimos años en el mercado gracias a sus grandes ventajas frente a la modalidad de compra tradicional. Esto ha provocado que multitud de compradores habituales se hayan decantado por un coche de renting en lugar de adquirir un vehículo por el sistema convencional. Hoy queremos mostrarte cuáles son las 5 principales ventajas y un inconveniente de comprar coche por renting.

Renting coches particulares: ¿interesa esta modalidad de compra?

Así, si aún estás pensando en dar el salto al renting de cara a una próxima compra, con estos seis puntos clave podrás hacerte una idea de lo que te ofrecerá esta modalidad. El renting es un contrato entre una empresa alquiladora o una marca (una opción cada vez más común entre los fabricantes) y un comprador particular para el uso y mantenimiento de un vehículo. Estas son sus 5 principales ventajas:

Ventajas

Mantenimiento incluido

Una de las características que más atraen de la compra de un coche por renting es que en el contrato se incluyen todas las tareas de mantenimiento recomendadas por el fabricante. A pesar de tratarse de un vehículo completamente nuevo, adquirir un coche por renting no te exime de realizar revisiones periódicas o de sufrir alguna avería (que no sea por un mal uso del vehículo). En cualquier caso, todas estas reparaciones están incluidas en el contrato.

Seguro a todo riesgo

Otra ventaja es que ligado al vehículo va un seguro a todo riesgo, que incluye tanto los daños ocasionados a un tercero en un accidente en el que seamos responsables, como los posibles daños ocasionados en nuestro propio vehículo. Lo mejor es que no tienes que preocuparte por sus coberturas o por renovarlo cada año, ya que todo está incluido en el contrato de compra de un coche por renting.

Cambio de neumáticos

Lo mismo ocurre con los neumáticos. Tanto la empresa alquiladora como un fabricante que ofrezca un servicio de renting, dispondrá de neumáticos nuevos cuando se supere un kilometraje estipulado. Tendrás acceso a neumáticos de primeras marcas sin tener que pagar por ellos, ya que todo está incluido en la mensualidad.

Te puedes despreocupar

Y todo esto se suma a tu tranquilidad. No tienes que preocuparte de nada. Ni reservar cita en el taller, el pago de impuestos (matriculación o circulación), cambio de neumáticos, el seguro… Todo está incluido en el contrato (generalmente), e incluso puedes añadir algunos servicios extra como la tramitación de multas o el vehículo de sustitución, por ejemplo.

Al final del contrato, tú eliges

¿Qué ocurre cuando finaliza el contrato de renting (suele tener una duración de entre 48 y 60 meses)? Normalmente, la empresa alquiladora o el fabricante te ofrece tres opciones a las que puedes acogerte:

  1. Pagar la última cuota mensual, finalizar el contrato y devolver el vehículo.
  2. Renovar el contrato y cambiarlo por un coche nuevo (también cambiar de modelo).
  3. Comprar el coche. En este caso, abonarás o financiarás el valor residual del vehículo descontando la parte proporcional de las mensualidades ya pagadas durante la duración del contrato.

Inconveniente

El coche no es tuyo

Por el contrario, uno de los principales inconvenientes de comprar coche por renting es que el vehículo no es de tu propiedad. El coche sigue perteneciendo a la empresa alquiladora o al fabricante, y tan solo podrá ser tuyo si, al finalizar el contrato, ejecutas la opción de compra que te ofrece el alquilador. Esto también te impide que realices modificaciones en el vehículo sin el consentimiento de la empresa alquiladora como, por ejemplo, el tintado de las lunas del coche o cambiar el sistema de sonido.

Y además