Un permiso para conducir sólo coches automáticos

Un permiso para conducir sólo coches automáticos

La DGT ofrece la posibilidad de conseguir un permiso para conducir sólo coches automáticos. La prueba teórica es la misma, la práctica se hace con un coche sin pedal de embrague. Eso sí, si con este carné te pones al volante de un vehículo con cambio manual serás multado y perderás puntos.

Los tiempos cambian pero la Dirección General de Tráfico está sabiendo adaptarse a ellos. Aquí va una prueba: permite la posibilidad de conseguir un permiso para conducir sólo coches automáticos.

Aunque todavía son una minoría, los coches con cambio automático están ganando terreno de manera imparable. Desmitificada la leyenda de que consumen más que los que llevan transmisión manual, cada vez son más los conductores que deciden pagar el sobrecoste que supone que el coche salga del concesionario con cambio automático a cambio de los beneficios que ofrece.

Entre los argumentos que esgrimen quienes prefieren que sea el coche el que se encargue de cambiar la velocidad está la comodidad y la sencillez de uso. Es cierto que conducir un coche con cambio automático es más fácil ya que elimina la necesidad de pisar el pedal del embrague y, con ello, de coger el punto a la maniora 'embrague-acelerador' tan temida por los aspirantes a conductores.

El cambio automático también una buena opción para los conductores de edad avanzada a los que empieza a pesar tener que restar parte de la concentración en la carretera para gestionar la marcha adecuada. Y, sobre todo, para aquellos que tienen limitados sus movimientos.

Cinco consejos para cuidar el cambio automático

Para quienes, sea por la razón que sea, prefieren conducir un coche automático la DGT permite la posibilidad de conseguir un permiso de conducir exclusivo para coches automáticos.

Este carné se basa en el tipo B. Exige, por tanto, superar una prueba teórica (idéntica a la del permiso de conducir normal) y una práctica. La única diferencia es que esta última se hace con un coche sin pedal de embrague. El precio también es el mismo que para conseguir el permiso B.

Ahora bien, si optas por sacarte el carné de coches automático ya te puedes olvidar de ponerte al volante de uno manual. Si lo haces y te pillan te pondrán una sanción económica y te restarán puntos del carné.

Te puede interesar:

Consejos para evitar accidentes con el ángulo muerto

Un grupo de sumo explica el Toyota Safety Sense

Cómo sentar correctamente a un niño en el coche

Toyota crea una visita virtual para conocer sus modelos

Más de Espacio Toyota