Cinco consejos para luchar contra el ángulo muerto

Cinco consejos para luchar contra el ángulo muerto

18/03/2016 - 12:47

Pero, ¿de dónde ha salido esa moto? ¿Y ese peatón? ¿Y ese coche? ¿Cuántas veces te has sobresaltado porque has estado a punto de chocar sin darte cuenta? La culpa es del 'dichoso' ángulo muerto. Aquí van cinco consejos para luchar contra ese espacio que tantos sustos provoca.

El ángulo muerto se produce por una cuestión puramente geométrica: el campo de visión extra que proporcionan los espejos retrovisores queda delimitado por la linea recta que nace en nuestros ojos, se refleja en cada uno de los bordes del espejo y se extiende hacia atrás. Todo lo que queda fuera de esta región es invisible para el conductor.

La mala noticia es que al ser una limitación que procede de las leyes de la física y la condición visual del ser humano es algo inevitable. La buena, es que hay trucos que reducen su efecto, por ejemplo, girar la cabeza. Pero esta medida también tiene pegas y es que el conductor debe mirar al frente el mayor tiempo posible y, además, la propia estructura del coche impide ver ciertas partes del exterior.

Lo único que podemos hacer entonces para evitar el peligro del ángulo muerto es seguir estos cinco consejos:

1. Coloca bien los espejos retrovisores

Si posicionas los espejos de la manera que veas el lateral de su coche, puedes crear un ángulo muerto. Lo ideal es ajustarlos de tal modo que el flanco de nuestro coche sólo se intuya en el borde interior del espejo. ¿O acaso necesitas ver tus propias puertas mientras conduces?

2. Gira la cabeza antes de cambiar de carril

 A la hora de cambiar de carril o girar, por muy bien posicionados que estén los retrovisores siempre habrá un pequeño ángulo muerto. Siempre hay que girar la cabeza antes de cambiar de carril.

Un grupo de sumos explica cómo funciona el sistema Safety Sense de Toyota

3. Revisa tu postura al conducir

Además de la distancia con el volante o la altura del asiento hay más aspectos a tener en cuenta a la hora de fijar la postura de conducción. Es importante que desde tu posición puedas controlar todos los retrovisores del coche sin hacer grandes movimientos con la cabeza.Tampoco debes tener el asiento tan atrás que el pilar B del coche (entre las dos puertas) sea lo primero que veas al girar la cabeza.

4. Mantén una distancia de seguridad acorde a tu coche

Cuanto más grande es el coche, más grande serán los ángulos muertos; también será mayor el espacio que necesites para cambiar de carril. Tenlo especialmente en cuenta si llevas remolque.

5. Calcula la velocidad de los otros conductores

No todo el mundo circula a la misma velocidad que tú y no todos respetan las normas, por eso, para tener tiempo de reacción es importante que trates de calcular a qué velocidad van los demás.

El sistema Safety Sense de Toyota ayuda a evitar muchas de estas situaciones gracias a dispositivos como la alerta de cambio involuntario de carril o de precolisión, entre otros:

Te puede interesar:

Toyota GAZOO Racing Challenge o cómo entrenar con Tommi Makinen

Tomi Mäkinen se pone al frente de Toyota GAZOO Racing

Más de Espacio Toyota