Skip to main content

Comparativa

Comparativa: Volkswagen T-Roc vs Hyundai Kona. Dos grandes pequeños

Comparativa: Volkswagen T-Roc vs Hyundai Kona

La condición de pequeños del Volkswagen T-Roc y el Hyundai Kona solo sale a relucir a la hora de aparcar. son solo cuando se estaciona. En todo lo demás, son "grandes SUV". Y de ahí viene su éxito. Por eso los hemos elegido para enfrentarlos. Comparativa: Volkswagen T-Roc vs Hyundai Kona.

No te pierdas: Novedades 2019

La mayoría de los compradores de estos coches prefieren los modelos baratos de gasolina más barata y cambio manual, pero las versiones más top pueden llevar potentes diésel, transmisión automática y hasta tracción a las cuatro ruedas. ¿Entiendes ahora a qué nos referimos con lo de "grandes"? Por desgracia, también se aplica al precio. El Hyundai de nuestra prueba se acerca peligrosamente a los 30.000 euros, y el Volkswagen los rebasa levemente.

VÍDEO: ¡Probamos a fondo el Hyundai Kona eléctrico!

El Kona aparece con los faros de LED rasgados, un llamativo azul "Ceramic" metalizado y llantas de 18 pulgadas. El T-Roc, en acabado R lleva un elegante espoiler delanteros y la pintura roja "Flash Red". Los dos son realmente atractivos, en la parte del diseño, no admiten objeción: entran por los ojos.

El Hyundai tiene el asiento a una altura de 60 centímetros, por lo que el acceso es amigable con tu espalda. Como extra, lleva parte de los tapizados en cuero e inserciones en amarillo en el interior. Y la sensación general que transmite es de solidez. Y sin complicaciones: el freno de mano sigue siendo una palanca, y la instrumentación es analógica. Todo se maneja de forma intuitiva y rápida. 

En el T-Roc te sientas a 61 centímetros del suelo, aunque a sus asientos deportivos se les echa en falta algo más de agarre lateral. El velocímetro digital y el acabado R-Line interior cuestan un extra.

Acabados con "peros" en el T-Roc

Hay detalles que nos han defraudado: la abundancia de plásticos duros, por ejemplo, o algunas juntas que no encajan con la impecabilidad a la que nos tiene acostumbrada Volkswagen. 

Las puertas traseras son pequeñas, de modo que solo acceden cómodamente personas de pequeña estatura y niños. Y el espacio de la segunda fila es justo, aunque en el Hyundai es aún más escaso. Un precio a pagar por su lateral deportivo e inclinado. 

¡En marcha!

Una vez en carretera, la conducción del T-Roc es puramente Volkswagen: acelera, frenar, girar... Todo se hace y responde con gran confianza, comodidad, y aplomo. El TDI de 150 CV es una joya: transforma a este SUV de 1.558 en un coche increíblemente vivo, de los de plantarte en el carril izquierdo de una autovía alemana sin límite de velocidad y quedarte allí para siempre. Y por mucho que le pises, siempre quedas por debajo de los ocho litros. Eso sí, a veces el cuatro litros, que solo gira hasta las 4.300 vueltas, resulta algo ruidoso, y se nota que han escatimado un poco en material aislante, aunque también tiene que ver con la inyección.

Comparativa: Volkswagen T-Roc vs Hyundai Kona

El DSG, en una conducción relajada, logra un compromiso perfecto entre inserciones suaves y ahorro de combustible. En comparación, el doble embrague del Hyundai cambia con más fluidez todavía. Evita las inserciones bruscas y mantiene al diésel en su régimen idóneo, y el cuatro cilindros de 136 CV y 320 Nm de par no tiene un sonido rudo en ningún momento, salvo en las arrancadas en frío.

Mejor ruedas más pequeñas

Tiene tres modos de conducción (Eco, Confort y Sport) que ajustan la respuesta del acelerador y el cambio, pero la dirección no es tan directa como en el Volkswagen.  Su tracción a las cuatro ruedas tiene en la consola central solo un interruptor de bloqueo, que reparte el par al 50% por ciento entre los dos ejes solo hasta 40 km/h. En lo demás, va a las ruedas delanteras al 100%.

Una solución sencilla y eficaz para cuando toca circular sobre asfalto mojado o nieve. En el Volkswagen, en cambio, tienes una rueda giratoria con siete (!) posiciones, de "Nieve" a "Offroad Individual". ¿Cual es mejor? No importa, si has optado por las ruedas deportivas de 235 de ancho, que frenen muy bien, pero en una superficie resbaladiza no son un prodigio de grip y, en general, perjudican el confort. Y es que las suspensiones, con ruedas más pequeñas, responden más acorde con su función, esto es: mayor confort. 

Comparativa: Volkswagen T-Roc vs Hyundai Kona

Conclusión

El Kona está a punto de ganar esta comparativamente por su sólida construcción, su buen confort, su generoso comportamiento, su menor precio y su mayor garantía. Pero en los fríos puntos, gana el Volkswagen por ser más espacioso y variable, tener mejores frenos y un comportamiento más ágil y equilibrado. 

¿Cuál es tu coche ideal?

Y además