Skip to main content

Comparativa

Comparativa: Peugeot 508 vs Volkswagen Arteon

Peugeot 508 vs Volkswagen Arteon

Los franceses tienen ahora un nombre para la mezcla de berlina y coupé: Peugeot 508. El nuevo modelo de Peugeot llega con aspiraciones premium, hasta el punto de que rivaliza con todo un Volkswagen Arteon. Son dos berlinas con línea coupé que te despiertan una sonrisa cada mañana al ir a trabajar en ellas. Pero, ¿qué esconden bajo sus atractivas carrocerías? Lo comprobamos. Comparativa: Peugeot 508 vs Volkswagen Arteon.

En coches de este tipo, hay que valorar obligadamente su estética. ¿Cuál de los dos es más bonito? Esto es algo subjetivo, pero en la redacción de AUTOBILD tenemos un veredicto: el Peugeot. Es de esos coches cuyo dueño prefiere limpiar a mano, para no arriesgarse al mínimo rayón en su cautivadora carrocería. Y es que nos han gustado tanto sus líneas fluidas y detalles como los hombros destacados sobre los pasos de rueda traseros, que le perdonamos otros como la doble salida de escape 'fake' (en realidad solo tiene una, la de la izquierda).

Un cockpit 'sui generis'

Una vez en el asiento del conductor, Peugeot mantiene su configuración de cockpit, con un volante pequeño, y sobre el mismo, la instrumentación. En este caso, es una pantalla LCD configurable. La consola central es elevada, por eso uno se siente algo encajado aquí dentro, con cierta sensación de deportividad. Dicho llanamente: este cockpit es diferente a la mayoría, aunque no necesariamente mejor. Pero no se le puede negar que tiene personalidad. Y la sensación general de acabados y ajustes es buena. Aunque mide 11 centímetros menos que el Volkswagen, ofrece algo más de espacio en las plazas delanteras. Y las teclas físicas bajo la pantalla central, de estilo piano, facilitan mucho su manejo.

Peugeot 508 vs Volkswagen Arteon

En cuanto al espacio de carga, si pliegas los asientos traseros, te queda una superficie totalmente plana, que cubica hasta 1.537 litros. Pero si dejamos a un lado la estética y nos centramos en la practicidad, lo cierto es que aquí es el Arteon el que muestra sus puntos fuertes. Su enorme portón trasero puede tener cierre eléctrico opcionalmente, y el espacio para las piernas detrás es realmente sorprendente. Aquí el Peugeot anda más escaso, y también racanea más en el espacio para los hombros. En definitiva, uno se siente en el habitáculo del Arteon como en el de un auténtica berlina, no en una berlina-coupé. No nos sorprende, si tenemos en cuenta que su "hermano" es el Skoda Superb.

Por otro lado, como el Arteon es hoy por hoy el buque insignia de Volkswagen, va acompañado de todo un arsenal de asistentes tecnológicos. Y delante lucen bombillas de LED, mientras que el confort del asiento del conductor es mayor que el de su rival. El sistema de infotainment opcional es el de la generación Ü50, por tanto, ofrece información del tráfico en tiempo real. Hay otros muchos extras, y si no te controlas haciendo cruces, el precio se puede ir más arriba de los 50.000 euros con facilidad.

Por ejemplo, las imponentes ruedas de 20 pulgadas, que quedan muy bien frente al club de golf, pero penalizan la respuesta sobre asfalto en mal estado. ¿La solución? Seguir desembolsando, y equiparlo con el chasis adaptativo DCC opcional. Bajo el capó, el Arteon lleva el dos litros TDI de 150 CV y 340 Nm que le procuran muy buenas aceleraciones, tanto a la salida de los semáforos como en autovías.

El 508 corre menos, pero es más limpio

Peugeot 508 vs Volkswagen Arteon

El Peugeot tiene 130 CV y 300 Nm, por eso acelera más tarde: de 0 a 100 km/h en 11,5 segundos, frente a los 9,8 de Volkswagen. En las recuperaciones, la ventaja también es claramente para el alemán. Es comprensible que hayamos medido un consumo menor en el Peugeot: 5,4 litros de media. Pero el del Volkswagen, 6,2 litros, se mantiene dentro de lo correcto, teniendo en cuenta sus prestaciones. El diésel del alemán sale penalizado en nuestro apartado de medio ambiente, porque nuestra unidad de pruebas "solo" cumple la norma Euro 6b. Con todo, el Arteon ya rueda con catalizador SCR e inyección de urea, por lo que no debería tener problemas en superar la Euro 6d-TEMP. El Peugeot despeja todas las dudas sobre el futuro de su diésel: cumple desde el principio la norma más exigente, y lleva un gran depósito de AdBlue en el maletero.  

Lo que nos ha encantado del pequeño motor diésel del Peugeot es su silencio de marcha, que logra sin recurrir a cristales aislantes, como los del Volkswagen. Además, en marcha, el Peugeot se siente algo más ligero que su rival, lo cual no sorprende, si tenemos en cuenta que es más corto, y pesa 125 kilos menos. El cambio automático de nuestra unidad de pruebas permite, además, un rodar fluido y relajado. Esta caja de ocho velocidades de Aisin ya nos gustó en el Peugeot 3008, por sus inserciones suaves y sin tirones. El chasis, con suspensiones de acero, filtra correctamente y mantiene a la carrocería en su sitio, sin que ello implique que tenga pretensiones deportivas. En esto, con ardides tecnológicos como la dirección progresiva, el que despunta es el Arteon.

Puesto 2 con 536 de 750 puntos: Peugeot 508 BlueHDi 130. Más ahorrador, menos emisiones, más 'chic'.

Peugeot 508 vs Volkswagen Arteon

Puesto 1 con 546 de 750 puntos: Volkswagen Arteon 2.0 TDI. Más espacioso, más potente, más confortable y dinámico... Y más caro.

Peugeot 508 vs Volkswagen Arteon

Lecturas recomendadas